Google+ Badge

Google+ Followers

Infolinks In Text Ads

Gana una tarjeta regalo de 500 euros. Apúntate, es gratis, y si tu ganas, yo también gano. Sigue este enlace: http://www.premiofacil.es/alta.php?idr=52892442 !Vóta este sitio en Cincolinks.com

.

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

AUTOR DE TIEMPOS PASADOS

.

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

 Ruleta  Apuestas Deportivas  Juegos  Peliculas  Turismo Rural  Series Online Creative Commons License Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons. Peliculas juegos gratis juegos
INFOGRAFIA ESTORES ALQUILER DE AUTOS EN LIMA HURONES POSICIONAMIENTO WEB ¡Gana Dinero con MePagan.com! Herbalife Amarres de amor Union de parejas Desarrollo de software a medida Bolas chinas Comprar en china Amarres de Amor Hosting Peru Noticias Anime Actualidad de cine Ver peliculas

Seguidores

--

martes, 19 de noviembre de 2013

SPECIAL - PHILIP K. DICK - EL CASO RAUTAVAARA

EL CASO RAUTAVAARA
Philip K. Dick
 
 
 
Los tres técnicos de la esfera flotante monitorizaban fluctuaciones en los campos
magnéticos interestelares, e hicieron un buen trabajo hasta el momento en que murieron.
Fragmentos de basalto, viajando a velocidad enorme en relación con la esfera,
rompieron la barrera y anularon la provisión de aire. Los dos ejemplares masculinos
tardaron en reaccionar y no hicieron nada. La joven técnica finlandesa, Agneta
Rautavaara, logró ponerse el casco de emergencia, pero los tubos se enredaron; aspiró y
murió: una muerte melancólica, estrangulada en su propio vómito. Así terminó la tarea de
exploración de la esfera flotante Ex208.
Faltaba un mes para que los técnicos fueran relevados y volvieran a la Tierra.
Nosotros no podíamos llegar a tiempo para salvar a las tres personas de la Tierra, pero
enviamos un robot para ver si alguna de ellas podía ser regenerada. A las personas de la
Tierra no les gustamos, pero en este caso la esfera de exploración estaba operando en
nuestra vecindad. En esas emergencias hay normas que rigen para todas las razas de la
galaxia. A nosotros no nos interesaba ayudar a las personas de la Tierra, pero siempre
nos atenemos a las normas.
Las normas nos imponían el intento de restaurar la vida de los tres técnicos muertos,
pero permitimos que un robot asumiera la responsabilidad, y tal vez en eso nos
equivocamos. Además, las normas nos exigían notificar a la nave terrestre más cercana
sobre la calamidad, y optamos por no hacerlo. No defenderé esta omisión ni analizaré
nuestros razonamientos de entonces.
El robot nos comunicó que no había encontrado funciones cerebrales en los dos
ejemplares masculinos y que su tejido neural había degenerado. En cuanto a Agneta
Rautavaara, podían detectarse ligeras ondas cerebrales. De modo que en el caso de
Rautavaara el robot iniciaría un intento de restauración. Sin embargo, como no podía
tomar una decisión por su cuenta, se comunicó con nosotros. Le dijimos que hiciera el
intento. Por lo tanto, la responsabilidad —la culpa, si se quiere— es nuestra. Si
hubiéramos estado en el lugar, habríamos actuado de otra manera. Aceptamos el cargo.
Una hora más tarde el robot comunicó que había restaurado funciones cerebrales
significativas en Rautavaara suministrando al cerebro la sangre rica en oxígeno del
cuerpo muerto. El oxígeno, aunque no las sustancias nutricias, venía del robot. Le
indicamos que empezara la síntesis de sustancias nutricias procesando el cuerpo de
Rautavaara, usándolo como materia prima. Esta fue la decisión más profundamente
objetada después por las autoridades de la Tierra. Pero no teníamos ninguna otra fuente
de sustancias nutricias. Como nosotros somos plasma, no podíamos ofrecer nuestros
cuerpos.
Las autoridades objetaron que podríamos haber utilizado los cuerpos de los
compañeros de Rautavaara muertos. Pero entendíamos que los otros cuerpos, de
acuerdo con los informes del robot, estaban demasiado contaminados por la radiactividad
y por lo tanto resultarían tóxicos para Rautavaara; las sustancias nutricias derivadas de
esas fuentes pronto le envenenarían el cerebro. Si ustedes no aceptan nuestra lógica, nos
tiene sin cuidado; así era la situación tal cual la reconstruimos desde nuestro punto
remoto. Por eso digo que nuestro verdadero error consistió en mandar un robot en vez de
ir nosotros mismos. Si desean acusarnos, que nos acusen de eso.
Pedimos al robot que se pusiera en contacto con el cerebro de Rautavaara y nos
transmitiera sus pensamientos para que pudiéramos evaluar el estado físico de sus
células neurales.
La impresión que recibimos fue alentadora. Fue entonces cuando notificamos a las
autoridades de la Tierra. Les informamos sobre el accidente que había destruido la
Ex208; les informamos que dos de los técnicos, los ejemplares masculinos, estaban
irrecuperablemente muertos; les informamos que gracias a nuestros rápidos esfuerzos el
único ejemplar femenino estaba revelando actividad cefálica estable, es decir, que el
cerebro estaba vivo.
—¿El qué? —dijo la persona de la Tierra que operaba la radio, en respuesta a nuestro
llamado.
—Estamos suministrándole sustancias nutricias derivadas de su cuerpo...
—Santo cielo —dijo la persona de la Tierra que operaba la radio—. No pueden
alimentarle el cerebro de ese modo. ¿Para qué sirve un cerebro solo?
—Para pensar —dijimos.
—De acuerdo. Ahora nos encargaremos nosotros —dijo la persona de la Tierra que
operaba la radio—. Pero habrá una investigación.
—¿No fue correcto salvarle el cerebro? —preguntamos—. A fin de cuentas, la psique
está localizada en el cerebro. El cuerpo físico es un instrumento mediante el cual el
cerebro se relaciona con...
—Denme la ubicación de la Ex208 —dijo la persona de la Tierra que operaba la radio—
. Enviaremos una nave de inmediato. Debieron notificarnos al instante en vez de tratar de
rescatarla por cuenta de ustedes. Las aproximaciones no entienden las formas de vida
somáticas.
Para nosotros es ofensivo oír el término aproximaciones. Es un mote de la Tierra que
alude a nuestro origen en el sistema de Próxima Centauri. Implica que no somos
auténticos, que somos mera simulación de vida.
Ésa fue nuestra recompensa en el caso Rautavaara. Ser ridiculizados. Y por cierto
hubo una investigación.
 
En las profundidades de su cerebro lesionado, Agneta Rautavaara probó el vómito
ácido y sintió miedo y aversión. Alrededor de ella la Ex208 estaba hecha trizas. Vio a
Travis y Elms; estaban deshechos en trozos sanguinolentos, y la sangre se había
congelado. El hielo cubría el interior de la esfera. No hay aire, no hay temperatura... ¿Qué
me mantiene con vida? se preguntó. Levantó las manos y se tocó la cara: o trató de
tocarse la cara. El casco, pensó. Me lo puse a tiempo.
El hielo, que lo cubría todo, empezó a derretirse. Los brazos y piernas cercenados de
sus dos compañeros se unieron a los cuerpos. Los fragmentos de basalto incrustados en
el casco de la esfera se desprendieron y echaron a volar.
El tiempo, advirtió Agneta, está retrocediendo. ¡Qué extraño!
El aire volvió; Agneta oyó el zumbido opaco del indicador. Travis y Elms se levantaron
penosamente. Miraron en derredor, desconcertados. Ella tuvo ganas de reír, pero la
situación era demasiado seria. Aparentemente la fuerza del impacto había causado una
perturbación local del tiempo.
—Siéntense —les dijo.
—Yo... bueno, tienes razón —dijo roncamente Travis. Se sentó ante la consola y apretó
el botón que lo sujetaba con firmeza al asiento. Elms, sin embargo, se quedó de pie.
—Chocamos con partículas de gran tamaño —dijo Agneta.
—Sí —dijo Elms.
—De gran tamaño y con impacto suficiente como para perturbar el tiempo —dijo
Agneta —De modo que hemos vuelto al instante antes del hecho.
—Bien, en parte es por causa de los campos magnéticos —dijo Travis. Se restregó los
ojos; le temblaban las manos—. Quítate el casco, Agneta. No lo necesitas.
—Pero el impacto está por producirse —dijo ella.
Los dos hombres la miraron.
—El accidente se repetirá —dijo ella.
—Pamplinas —dijo Travis—. Sacaré la Ex de aquí. —Tecleó varias llaves de la
consola. —No habrá impacto.
Agneta se quitó el casco. Se descalzó, recogió las botas... y entonces vio la figura.
La figura estaba detrás de ellos tres. Era Cristo.
—Miren —les dijo Agneta a Travis y Elms.
La figura usaba una túnica blanca tradicional y sandalias; tenía el pelo largo y pálido
como bañado por un claro de luna. La cara barbada era mansa y sabia. Como en los
holoavisos de las iglesias en la Tierra, pensó Agneta. Con túnica y barba, sabio y manso,
y los brazos ligeramente levantados. Hasta tiene aureola. ¡Qué raro que nuestros
preconceptos sobre Dios fueran tan acertados!
—Dios mío —dijo Travis. Ambos hombres miraban, y ella miraba también—. Ha venido
por nosotros.
—Bien, yo no me opongo —dijo Elms.
—Claro, tú no te opones —dijo rencorosamente Travis—. No tienes mujer ni hijos. ¿Y
qué dices de Agneta? Ella tiene sólo trescientos años; es una niña.
—Yo soy la viña, vosotros sois las ramas —dijo Cristo—. Quien permaneciere en mí,
conmigo en Él, dará fruto en abundancia, pues arrancados de mí no podéis hacer nada.
—Sacaré la Ex de este vector —dijo Travis.
—Hijos míos —dijo Cristo—, no estaré mucho más con vosotros.
—Bien —dijo Travis. La Ex se movía ahora a velocidad máxima hacia el eje de Sirio; el
mapa estelar mostraba un flujo masivo.
—Demonios, Travis —dijo furiosamente Elms—. Ésta es una gran oportunidad. Es
decir, ¿cuántas personas han visto a Cristo? Es decir, él es Cristo. ¿No es verdad? —
preguntó a la figura.
—Yo soy el Camino, la Verdad, y la Vida —dijo Cristo—. Nadie puede llegar al Padre
sino a través de mí. Quien me conoce a mí, también conoce a mi Padre. Desde este
momento lo conocéis y lo habéis visto.
—Bien dicho —dijo Elms, la cara radiante—. ¿Ves? Quiero manifestar que estoy muy
contento de conocerlo, señor... —Se interrumpió. —Iba a decir «señor Cristo». Qué
tontería. Cristo, señor Cristo, siéntese. Siéntate. Puedes ocupar mi lugar o el de la
señorita Rautavaara, ¿verdad, Agneta? Este es Walter Travis; él no es cristiano, pero yo
sí; he sido cristiano toda mi vida. Bien, casi toda mi vida. No sé qué dirá la señorita
Rautavaara. ¿Qué dices, Agneta?
—Basta de tonterías, Elms —dijo Travis.
—Él va a juzgarnos —dijo Elms.
—Si alguien oye mis palabras y no las guarda fielmente —dijo Cristo—, no soy yo quien
lo condenará, pues no he venido para condenar el mundo sino para salvar el mundo;
quien me rechace y niegue mis palabras ya tiene su juez.
—Bien dicho —dijo Elms, cabeceando gravemente.
—Sé tolerante con nosotros —le dijo Agneta a la figura, atemorizada—. Los tres hemos
sufrido un trauma importante. —De pronto se preguntó si Travis y Elms recordarían que
habían muerto, que sus cuerpos habían sido destruidos.
La figura sonrió, tranquilizadora.
—Travis —dijo Agneta, inclinándose sobre él—. Quiero que me escuches. Ni tú ni Elms
sobrevivieron al accidente, no sobrevivieron a las partículas de basalto. Por eso él está
aquí. Yo soy la única que no... —Titubeó.
—Murió —concluyó Travis—. Nosotros estamos muertos, y él ha venido a buscarnos.
Estoy preparado, Señor —le dijo a la figura—. Llévame.
—Llévalos a ambos —dijo Travis—. Yo mandaré un pedido de auxilio. Y diré lo que
ocurre aquí. Lo informaré antes de que me lleve o trate de llevarme.
—Tú estás muerto —le dijo Elms.
—Aún puedo enviar un informe radial —dijo Travis, pero tenía la resignación pintada en
la cara.
—Dale un poco de tiempo a Travis —le dijo Agneta a la figura—. Él no entiende bien.
Pero supongo que ya lo sabes; tú lo sabes todo.
La figura asintió.
 
Nosotros y el Comité de Investigación de la Tierra escuchamos y observamos esta
actividad en el cerebro de Rautavaara, y comprendimos juntos lo que había ocurrido. Pero
no nos pusimos de acuerdo en nuestra evaluación. Mientras las seis personas de la Tierra
lo consideraban pernicioso, nosotros lo considerábamos magnífico, tanto para Agneta
Rautavaara como para nosotros. Mediante su cerebro lesionado, restaurado por un robot
mal instruido, estábamos en contacto con el otro mundo y los poderes que lo gobiernan.
La actitud de las personas de la Tierra nos consternaba.
—Está alucinando —dijo el vocero de las personas de la Tierra—. Porque no recibe
datos sensorios. Porque su cuerpo está muerto. Miren lo que han hecho.
Señalamos que Agneta Rautavaara era feliz.
—Lo que debemos hacer —dijo el vocero humano— es desconectar ese cerebro.
—¿Y perder el contacto con el otro mundo? —objetamos—. Ésta es una espléndida
oportunidad para visualizar la vida después de la muerte. El cerebro de Agneta
Rautavaara es nuestra lente. La causa científica pesa más que la humanitaria.
Ésta fue la posición que tomamos en la investigación. Era una posición sincera, no
oportunista.
Las personas de la Tierra decidieron mantener el cerebro de Rautavaara en pleno
funcionamiento con transducción de audio y video, que desde luego era grabada;
entretanto, las medidas contra nosotros quedaron en suspenso.
A mí me fascinaba personalmente la idea terrestre del Salvador. Para nosotros era una
concepción rara y exótica, no porque fuera antropomórfica sino porque implicaba un
tratamiento escolar del alma del difunto. Suponía una suerte de mesa examinadora que
hacía una lista de buenas y malas acciones; un boletín de calificaciones trascendente
como los que se usan en la escuela primaria.
Para nosotros ésta era una concepción primitiva del Salvador, y mientras yo observaba
y escuchaba —mientras nosotros observábamos y escuchábamos como entidad
poliencefálica— me pregunté cuál habría sido la reacción de Agneta
Rautavaara ante un Salvador, un Guía del Alma, basado en nuestras expectativas. A
fin de cuentas, su cerebro era mantenido por nuestro equipo, por el mecanismo que
nuestro robot había llevado originalmente al lugar del accidente. Habría sido riesgoso
desconectarlo; ya se habían producido muchas lesiones cerebrales. Todo el artefacto,
incluyendo el cerebro, había sido transferido a la sede de la investigación judicial, una
zona neutral comprendida entre el sistema Próxima Centauri y el sistema sol.
Más tarde, en una discusión aparte con mis compañeros, sugerí que intentáramos
insertar nuestra concepción del Guía del Alma Después de la Muerte en el cerebro
artificialmente mantenido en Rautavaara. La razón: sería muy interesante ver cómo
reaccionaba.
Mis compañeros señalaron de inmediato la contradicción de mi lógica. En la
investigación yo había alegado que el cerebro de Rautavaara era una ventana al otro
mundo, lo cual justificaba nuestra operación y nos eximía de culpa. Ahora alegaba que lo
que ella experimentaba era una proyección de sus propios preconceptos, nada más.
—Ambas proposiciones son verdaderas —dije—. Es una genuina ventana al otro
mundo, y es una presentación de las tendencias culturales y raciales de Agneta
Rautavaara.
Lo que teníamos, en esencia, era un modelo donde podíamos introducir variables
cuidadosamente seleccionadas. Podíamos introducir en el cerebro de Rautavaara nuestra
propia concepción del Guía del Alma y por lo tanto ver cómo nuestra versión difería en la
práctica de la versión pueril de las personas de la Tierra.
Era una nueva oportunidad de someter a verificación nuestra teología. En nuestra
opinión la teología de las personas de la Tierra había sido sometida a suficientes
verificaciones y resultaba deficiente.
Decidimos hacerlo, ya que nosotros cuidábamos del aparato que mantenía el cerebro
de Rautavaara. Para nosotros, esta cuestión era mucho más interesante que el resultado
de la investigación. La culpa es un mero problema cultural; no traspone las fronteras de
las especies.
Supongo que las personas de la Tierra podrían juzgar nuestras intenciones como
malignas. Yo lo niego, nosotros lo negamos. Más bien considérenlo un juego. Nos
causaría cierto goce estético presenciar cómo Rautavaara enfrentaba a nuestro Salvador
y no al de ella.
—Yo soy la resurrección —dijo la figura, alzando los brazos ante Travis, Elms y
Agneta—. Quien crea en mí, aunque muera vivirá, y quien vive y cree en mí no morirá
jamás. ¿Creéis estas palabras?
—Claro que sí —dijo Elms con entusiasmo.
—Pamplinas —dijo Travis.
Yo no estoy segura. En verdad no lo sé, pensó Agneta Rautavaara.
—Tenemos que decidir si iremos con él —dijo Elms—. Travis, tú estás liquidado,
acabado. Quédate allí y púdrete... es tu destino. —A Agneta le dijo—: Espero qué te
decidas por Cristo, Agneta. Quiero que goces de la vida eterna que yo gozaré. ¿No es
verdad, Señor? —preguntó ala figura.
La figura cabeceó.
—Travis —dijo Agneta—, creo..., bien, pienso que deberías venir con nosotros. Yo... —
No quería insistir en que Travis estaba muerto. Pero él tenía que entender la situación; de
lo contrario, como había dicho Elms, estaba condenado. —Ven con nosotros —dijo.
—¿Entonces irás? —dijo Travis, con amargura.
—Si —dijo ella.
—Tal vez me equivoco —dijo Travis, mirando a la figura—, pero parece estar
cambiando.
Ella miró, pero no vio ningún cambio. Sin embargo Elms parecía asustado.
La figura de túnica blanca caminó lentamente hacia Travis. La figura se detuvo junto a
Travis, se quedó parada un tiempo y luego, agachándose, mordió la cara de Travis.
Agneta gritó. Elms se quedó pasmado. Travis, amarrado al asiento, pataleaba. La
figura lo comió con calma.
—Como ustedes ven —dijo el vocero del Comité de Investigación—, el cerebro debe
desconectarse. El deterioro es grave; la experiencia es terrible para ella; debe terminar.
—No —dije yo—. Nosotros los de próxima Centauri encontramos muy interesante este
viraje de los acontecimientos.
—¡Pero el Salvador está devorando a Travis! —exclamó otra persona de la Tierra.
—Acaso en la religión de ustedes —dije— no comen la carne de Dios y beben su
sangre? Lo que ha sucedido aquí es una imagen simétrica de esa Eucaristía.
—¡Ordeno que se desconecte el cerebro! —dijo el vocero del Comité; tenía la cara
pálida; el sudor le perlaba la frente.
—Antes deberíamos ver más —dije. Me resultaba muy excitante, esta representación
de nuestro sacramento, nuestro sacramento más alto, donde nuestro Salvador nos
devora.
 
—Agneta —susurró Elms—, ¿viste eso? Cristo se comió a Travis. No dejó más que los
guantes y las botas.
Oh Dios, pensó Agneta Rautavaara. ¿Qué está ocurriendo? No entiendo.
Se apartó de la figura, acercándose instintivamente a Elms.
—Él es mi sangre —dijo la figura relamiéndose los labios—. Bebo esta sangre, la
sangre de la vida eterna. Cuando la haya bebido, viviré para siempre. Él es mi cuerpo, yo
no tengo cuerpo propio, soy sólo un plasma. Al comer su cuerpo, obtengo la vida eterna.
Ésta es la nueva verdad que proclamo, que soy eterno.
—Nos comerá también a nosotros —dijo Elms.
Sí, pensó Agneta Rautavaara. Lo hará. Ahora podía ver que la figura era una
aproximación. Es una forma de vida de Próxima, advirtió. Tiene razón; no tiene cuerpo
propio. El único modo en que puede conseguir un cuerpo es...
—Lo mataré —dijo Elms. Tomó el rifle láser de emergencia del gabinete y apuntó a la
figura.
—La hora ha llegado —dijo la figura.
—Aléjate de mí —dijo Elms.
—Pronto no me verás más —dijo la figura— a menos que yo beba tu sangre y coma tu
cuerpo. Glorifícate para que yo viva. —La figura avanzó hacia Elms.
Elms disparó el rifle láser. La figura se tambaleó y sangró. Era la sangre de Travis,
comprendió Agneta. En él. No su propia sangre. Es terrible. Se llevó las manos a la boca,
aterrada.
—Pronto —le dijo a Elms—. Di: «Soy inocente de la sangre de este hombre.» Dilo
antes que sea demasiado tarde.
—Soy inocente de la sangre de este hombre —susurró roncamente Elms.
La figura cayó. Agonizaba, desangrándose. Ya no era un hombre barbado. Era otra
cosa, pero Agneta Rautavaara no entendía qué.
—¿Eli, Eli, lama sabachtani? —dijo la figura. Bajo la mirada de Agneta y Elms, la figura
murió.
—Lo maté —dijo Elms—. Maté a Cristo. —Se apuntó a sí mismo con el rifle láser,
buscando el gatillo a tientas.
—No era Cristo —dijo Agneta—. Era otra cosa. Lo opuesto de Cristo. —Le quitó el
arma a Elms.
Elms lloraba.
 
Las personas de la Tierra tenían voto mayoritario en el Comité de Investigación, y
votaron por la anulación de toda actividad en el cerebro artificialmente mantenido de
Rautavaara. Esto nos defraudó, pero no había remedio.
Habíamos visto el comienzo de un experimento científico absolutamente pasmoso: la
teología de una raza injertada en la de otra.
Desconectar el cerebro de la persona de la Tierra fue una tragedia científica. Por
ejemplo, en lo concerniente a la relación básica con Dios, las personas de la Tierra tenían
una actitud diametralmente opuesta a la nuestra. Desde luego esto debe atribuirse al
hecho de que son una raza somática, no un plasma como nosotros. Ellos beben la sangre
de su Dios, y comen su carne; así alcanzan la inmortalidad. Para ellos no resulta
escandaloso. Lo encuentran absolutamente natural. Pero para nosotros es horrendo.
¿Que el adorador coma y beba a su Dios? Espantoso, realmente espantoso. Un ultraje y
una vergüenza. Una abominación. Lo superior siempre debería alimentarse de lo inferior;
el Dios debe consumir al adorador.
Observamos cómo se cerraba el caso Rautavaara con la desconexión del cerebro, de
modo que toda actividad EEG cesó y los monitores no indicaron nada. Sentimos
decepción. Para colmo, las personas de la Tierra votaron por imponernos una pena por
nuestra conducción de la misión de rescate.
Es asombroso el abismo que separa a las razas que evolucionan en sistemas estelares
diferentes. Nosotros hemos tratado de comprender a las personas de la Tierra, y ha sido
en vano. También advertimos que ellas no nos comprenden y a su vez repudian algunas
de nuestras costumbres. Ello quedó demostrado por el caso Rautavaara. ¿Pero acaso no
servíamos al propósito del estudio científico objetivo? Yo mismo quedé azorado ante la
reacción de Rautavaara cuando el Salvador comió al señor Travis. Habría deseado ver
cómo este santísimo sacramento era realizado con los demás, con Rautavaara y Elms.
Pero fuimos privados de ello. Y el experimento, desde nuestro punto de vista, fracasó.
Y ahora vivimos, para colmo, bajo el anatema de una culpa moral innecesaria.
 
 
FIN
 


Archivo del blog

_____________

¡Suscríbete!

Wikio Estadisticas de visitas Leer mi libro de visitas Firmar el libro de visitas Technorati Profile Add to Technorati Favorites

PARA PASAR UN BUEN RATO

Etiquetas

Philip K. Dick (144) SPECIAL (138) cuentos de zotique (18) 2ªparte (16) zothique (16) edgar allan poe (15) salvatore (14) relato (13) las guerras demoniacas (12) scifi (11) 1ªPat. (10) Terry Pratchett (10) Charles Dickens (8) cuentos (7) thomas harris (7) Fredric Brown (6) cuento (6) stars wars (6) terror (6) timothy (6) zahn (6) Anne Rice (5) MundoDisco (5) anibal lecter (5) ARTHUR C. CLARKE (4) CONFESIONES DE UN ARTISTA DE MIERDA (4) ESPECIAL (4) Hermann Hesse (4) Jonathan Swift (4) Jorge Luis Borges (4) LOS TRES MOSQUETEROS (4) anonimo (4) conan (4) gran hermano (4) jack london (4) lloyd alexander (4) paulo coelho (4) ray bradbury (4) 1984 (3) 2volumen (3) EL ALEPH (3) EL LADRON DE CUERPOS (3) Edgar Rice Burroughs (3) El Éxodo De Los Gnomos (3) FINAL (3) GIBRÁN KHALIL GIBRÁN (3) H. P. Lovecraft (3) Homero (3) Oscar Wilde (3) REINOS OLVIDADOS (3) Richard Awlinson (3) Robert E. Howard (3) Stephen King (3) apocaliptico (3) aventuras de arthur gordon pyn (3) barbacan (3) bruxas de portobello (3) chuck palahniuk (3) ciencia ficcion (3) clive barker (3) compendio de la historia (3) dragon rojo (3) el apostol del demonio (3) fantasia (3) george orwel (3) imagenes (3) la guarida del maligno (3) leyes de internet (3) lord dunsany (3) poul anderson (3) thiller (3) un mundo feliz (3) 06 (2) 1volumen (2) 1ªCap (2) 2 (2) 2001 una odisea espacial (2) 3 (2) 3volumen (2) 3ªparte (2) 4volumen (2) 5volumen (2) Anonymous (2) Anton Chejov (2) CUENTOS DE LA ALHAMBRA (2) Corto de Animación (2) Cuentos Maravillosos (2) David Eddings (2) Dragonlance (2) EL CASTILLO DE LOS CÁRPATOS (2) EL MUNDO DE JON (2) ENTRADAS (2) El jugador (2) El retrato de Dorian Gray (2) Eliphas Levi (2) Fistandantilus (2) Fitzgerald (2) Fábulas (2) Fëdor Dostoyevski (2) HORACIO QUIROGA (2) IMPOSTOR (2) JUAN SALVADOR GAVIOTA (2) José de Esponceda (2) Julio Verne (2) LA ISLA DEL TESORO (2) LA ODISEA (2) LOS VERSOS SATANICOS (2) Libro 2 de Leyendas Perdidas (2) Lord Byron (2) Lovecraft (2) MARQUES DE SADE (2) Mundo Disco (2) PODEMOS RECORDARLO TODO POR USTED (2) Pandora (2) Paul Auster (2) Robert L. Stevenson (2) Tantras (2) Terry Pratchet (2) Washington Irving (2) a vuestros cuerpos dispersos (2) aldous huzley (2) ambrose bierce (2) anthony bruno (2) august derleth (2) aventura (2) cap.3º (2) clarise (2) cronicas marcianas (2) dracula (2) dragones (2) el abat malefico (2) el angel y el apocalipsis (2) el club de la lucha (2) el despertar del demonio (2) el espiritu del dactilo (2) el hijo de elbrian (2) el silencio de los corderos (2) el silencio de los inocentes (2) el templo (2) guerras demoniacas (2) h.p. lovecraft (2) hannibal (2) hannibal lecter (2) heredero del imperio (2) historia (2) ii (2) indice (2) jaime a. flores chavez (2) markwart (2) novela (2) parte1ª (2) pecados capitales (2) philip jose farmer (2) poema (2) policiaco (2) republica internet (2) seven (2) vampiros (2)  jack london Las muertes concéntricas (1) "Canción del pirata" (1) (1932) (1) (1988) (1) 01 (1) 02 (1) 03 (1) 04 (1) 05 (1) 1 (1) 13 cuentos de fantasmas (1) 1554 (1) 20 reglas para el juego del poder (1) 2001 (1) (1) 3º y 4ºcaps. (1) 5 (1) (1) 6 (1) 666 (1) (1) (1) (1) 9º cap. (1) A Tessa (1) A mi amor (1) ABOMINABLE (1) ACEITE DE PERRO (1) ACTO DE NOVEDADES (1) ADIÓS VINCENT (1) AGUARDANDO AL AÑO PASADO (1) AIRE FRIO (1) ALAS ROTAS (1) ALCACER (1) ALFRED BESTER (1) ALGO PARA NOSOTROS TEMPONAUTAS (1) ALGUNAS CLASES DE VIDA (1) ALGUNAS PECULIARIDADES DE LOS OJOS (1) ANTES DEL EDEN (1) AQUÍ YACE EL WUB (1) ARAMIS (1) AUTOMACIÓN (1) AUTOR AUTOR (1) AVALON (1) AVENTURA EN EL CENTRO DE LA TIERRA (1) Agripa (1) Aguas Profundas (1) Alaide Floppa (1) Alejandro Dumas (1) Alekandr Nikoalevich Afanasiev (1) Algunos Poemas a Lesbia (1) Alta Magia (1) Ana María Shua (1) Angélica Gorodischer - EL GRAN SERAFÍN (1) Anónimo (1) Apariciones de un Ángel (1) Archivo (1) Arcipreste de Hita (1) Aventuras de Robinson Crusoe (1) BBaassss (1) BRUTALIDAD POLICIAL DE LA CLASE DOMINANTE (1) Barry Longyear (1) Benito Pérez Galdós (1) Beowulf (1) Berenice se corta el pelo (1) Bram Stoker (1) Bruce Sterling (1) Brujerías (1) BÉBASE ENTERO: CONTRA LA LOCURA DE MASAS (1) CADA CUAL SU BOTELLA (1) CADBURY EL CASTOR QUE FRACASÓ (1) CADENAS DE AIRE TELARAÑAS DE ÉTER (1) CAMILO JOSE CELA (1) CAMPAÑA PUBLICITARIA (1) CANTATA 140 (1) CARGO DE SUPLENTE MÁXIMO (1) CARTERO (1) CIENCIA-FICClON NORTEAMERICANA (1) COLONIA (1) CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978 (1) COPLAS A LA MUERTE DE SU PADRE (1) COTO DE CAZA (1) CUENTO DE NAVIDAD (1) CUENTO DE POE (1) CYBERPUNK (1) Calila y Dimna (1) Camioneros (1) Canción del pirata (1) Cavadores (1) Charles Bukowski (1) Clark Ashton Smith (1) Constitución 1845 (1) Constitución de 1834 (1) Constitución de 1837 (1) Constitución de 1856 (1) Constitución de 1871 (1) Constitución de 1876 (1) Constitución de 1931 (1) Constitución de 1978 (1) Constitución española de 1812 (1) Crónicas de Belgarath (1) Cuatro Bestias en Una: El Hombre Cameleopardo (1) Cuentos De Invierno (1) Cuentos De Invierno 2 (1) Cuerpo de investigación (1) CÁNOVAS (1) CÁTULO (1) DEL TIEMPO Y LA TERCERA AVENIDA (1) DESAJUSTE (1) DESAYUNO EN EL CREPÚSCULO (1) DESPERTARES. (1) DETRÁS DE LA PUERTA (1) DIABLO (1) DIÁLOGO SOBRE LA PENA CAPITAL (1) DOCTOR BHUMBO SINGH (1) DON DINERO (1) Daniel Defoe (1) Dashiell Hammett (1) Denuncia (1) Dia De Suerte (1) Divina Comedia (1) Dolores Claiborne (1) Douglas Adams (1) Douglas Niles (1) EL ABONADO (1) EL AHORCADO (1) EL ARTEFACTO PRECIOSO (1) EL CARDENAL (1) EL CASO RAUTAVAARA (1) EL CAÑÓN (1) EL CLIENTE PERFECTO (1) EL CLUB DE LUCHA (1) EL CONSTRUCTOR (1) EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS (1) EL CUENTO FINAL DE TODOS LOS CUENTOS (1) EL DIENTE DE BALLENA (1) EL DÍA QUE EL SR. COMPUTADORA SE CAYÓ DE SU ÁRBOL (1) EL FABRICANTE DE CAPUCHAS (1) EL FACTOR LETAL (1) EL FALLO (1) EL GRAN C (1) EL HALCÓN MALTÉS (1) EL HOBBIT (1) EL HOMBRE DORADO (1) EL HOMBRE VARIABLE (1) EL HÉROE ES ÚNICO (1) EL INFORME DE LA MINORÍA (1) EL LADO OSCURO DE LA TIERRA (1) EL LOCO (1) EL MARTILLO DE VULCANO (1) EL MUNDO CONTRA RELOJ (1) EL MUNDO QUE ELLA DESEABA (1) EL OJO DE LA SIBILA (1) EL PADRE-COSA (1) EL PLANETA IMPOSIBLE (1) EL PRINCIPE (1) EL REY DE LOS ELFOS (1) EL TIMO (1) EL TRITÓN MALASIO (1) EL VAGABUNDO (1) EL ÍDOLO OSCURO (1) EL ÚLTIMO EXPERTO (1) ELOGIO DE TU CUERPO (1) EN EL BOSQUE DE VILLEFERE Robert E. Howard (1) EN EL JARDÍN (1) EN LA TIERRA SOMBRÍA (1) EQUIPO DE AJUSTE (1) EQUIPO DE EXPLORACIÓN (1) ERLATHDRONION (1) ESCRITOS TEMPRANOS (1) ESPADAS CONTRA LA MAGIA (1) ESPADAS CONTRA LA MUERTE (1) ESPADAS ENTRE LA NIEBLA (1) ESPADAS Y DEMONIOS (1) ESPADAS Y MAGIA HELADA (1) ESTABILIDAD (1) EXPOSICIONES DE TIEMPO (1) EXTRAÑOS RECUERDOS DE MUERTE (1) Eco (1) El Anillo Mágico de Tolkien (1) El Anticristo (1) El Asesino (1) El Barón de Grogzwig (1) El Cartero Siempre Llama Dos Veces (1) El Color De La Magia (1) El Corsario (1) El Dragón (1) El Entierro (1) El Incidente del Tricentenario (1) El Invitado De Drácula (1) El Jardín del Miedo (1) El Mago de Oz (1) El Misterio De Marie Roget (1) El Paraíso Perdido (1) El País De Las Últimas Cosas (1) El Presidente del Jurado (1) El Relato Del Pariente Pobre (1) El Vendedor de Humo (1) El camaleón (1) El caso de Charles Dexter Ward (1) El coronel no tiene quien le escriba (1) El doble sacrificio (1) El guardián entre el centeno (1) El hundimiento de la Casa de Usher (1) El judío errante (1) El manuscrito de un loco (1) El misterio (1) El número 13 (1) El pez de oro (1) El príncipe feliz (1) El puente del troll (1) El que cierra el camino (1) Electrobardo (1) Erasmo de Rotterdam (1) Estatuto de Bayona (1) FLAUTISTAS EN EL BOSQUE (1) FLUYAN MIS LÁGRIMAS DIJO EL POLICÍA (1) FOSTER ESTÁS MUERTO... (1) Fantasmas de Navidad (1) Federico Nietzsche (1) Festividad (1) Floyd L. Wallace (1) Francisco de Quevedo y Villegas (1) Franz Kafka (1) Fritz Leiber (1) GESTARESCALA (1) Gabriel García Márquez (1) Genesis (1) Gesta de Mio Cid (1) HISTORIA DE DOS CIUDADES (1) HISTORIA EN DOS CIUDADES (1) HUMANO ES (1) Historias de fantasmas (1) INFORME SOBRE EL OPUS DEI (1) IRVINE WELSH (1) Inmigración (1) Isaac Asimov (1) Itaca (1) J.R.R. TOLKIEN (1) JAMES P. CROW (1) JUEGO DE GUERRA (1) Jack London -- La llamada de la selva (1) John Milton (1) Jorge Manrique (1) Joseph Conrad (1) Juan Ruiz (1) Juan Valera (1) LA ARAÑA ACUÁTICA (1) LA BARRERA DE CROMO (1) LA CALAVERA (1) LA CAPA (1) LA CRIPTA DE CRISTAL (1) LA ESPAÑA NEGRA (1) LA ESTRATAGEMA (1) LA FE DE NUESTROS PADRES (1) LA GUERRA CONTRA LOS FNULS (1) LA HERMANDAD DE LAS ESPADAS (1) LA HORMIGA ELÉCTRICA (1) LA INVASIÓN DIVINA (1) LA JUGADA (1) LA LAMPARA DE ALHAZRED (1) LA M NO RECONSTRUIDA (1) LA MAQUETA (1) LA MAQUINA PRESERVADORA (1) LA MENTE ALIEN (1) LA MIEL SILVESTRE (1) LA NAVE DE GANIMEDES (1) LA NAVE HUMANA (1) LA NIÑERA (1) LA PAGA (1) LA PAGA DEL DUPLICADOR (1) LA PENÚLTIMA VERDAD (1) LA PEQUEÑA CAJA NEGRA (1) LA PIMPINELA ESCALATA (1) LA PUERTA DE SALIDA LLEVA ADENTRO (1) LA RANA INFATIGABLE (1) LA REINA DE LA HECHICERÍA (1) LA SEGUNDA LEY (1) LA SEGUNDA VARIEDAD (1) LA TRANSMIGRACIÓN DE TIMOTHY ARCHER (1) LA VIDA EFÍMERA Y FELIZ DEL ZAPATO MARRÓN (1) LA VIEJECITA DE LAS GALLETAS (1) LABERINTO DE MUERTE (1) LAS ESPADAS DE LANKHMAR (1) LAS PARADOJAS DE LA ALTA CIENCIA (1) LAS PREPERSONAS (1) LEYENDA DE LA CALLE DE NIÑO PERDIDO (1) LO QUE DICEN LOS MUERTOS (1) LOS CANGREJOS CAMINAN SOBRE LA ISLA (1) LOS CAZADORES CÓSMICOS (1) LOS CLANES DE LA LUNA ALFANA (1) LOS DEFENSORES (1) LOS DÍAS DE PRECIOSA PAT (1) LOS INFINITOS (1) LOS MARCIANOS LLEGAN EN OLEADAS (1) LOS REPTADORES (1) LOTERÍA SOLAR (1) LSD (1) La Caza de Hackers (1) La Dama de las Camelias (1) La Habitación Cerrada (1) La Ilíada (1) La Luna Nueva (1) La Luz Fantástica (1) La Metamorfosis (1) La Nave (1) La Tortura de la Esperanza (1) La canción de Rolando (1) La catacumba (1) La familia de Pascual Duarte (1) La peste escarlata (1) La senda de la profecía (1) Las Campanas (1) Las Tablas Del Destino (1) Las cosas que me dices (1) Ley de Extranjería (1) Libro 1 (1) Libro 2 (1) Libro 3 (1) Libro de Buen Amor (1) Los Versos Satánicos (1) Los siete mensajeros (1) Lyman Frank Baum (1) MADERO (1) MAQUIAVELO (1) MECANISMO DE RECUPERACIÓN (1) MINORITY REPORT (1) MINORITY REPORT (1) MIO CID (1) MUERTE EN LA MONTAÑA (1) MUSICA (1) MUÑECOS CÓSMICOS (1) Mario Levrero (1) Marqués de Sade (1) Mary Higgins Clark (1) Marzo Negro (1) Mascarada (1) Miedo en la Scala (1) Montague Rhodes James (1) Mort (1) NO POR SU CUBIERTA (1) NOSOTROS LOS EXPLORADORES (1) NUESTROS AMIGOS DE FROLIK 8 (1) NUL-O (1) Nausícaa (1) Neuromante (1) Nombre (1) OBRAS ESCOGIDAS (1) OCTAVIO EL INVASOR (1) OH SER UN BLOBEL (1) OJO EN EL CIELO (1) ORFEO CON PIES DE ARCILLA (1) Odisea (1) Origen (1) Otros Relatos (1) PARTIDA DE REVANCHA (1) PESADILLA EN AMARILLO (1) PESADILLA EN BLANCO (1) PESADILLA EN ROJO (1) PESADILLA EN VERDE (1) PHILI K. DICK (1) PHILIP K. DICK . ¿QUE HAREMOS CON RAGLAND PARK? (1) PHILIP K.DICK (1) PIEDRA DE TOQUE (1) PIEZA DE COLECCIÓN (1) PLANETA DE PASO (1) PLANETAS MORALES (1) PODEMOS CONSTRUIRLE (1) PROBLEMAS CON LAS BURBUJAS (1) PROGENIE (1) PROYECTO: TIERRA (1) Patrick Süskind (1) Peter Shilston (1) Petición pública (1) Poema de amarte en silencio (1) Poemas Malditos (1) Poesía (1) QUISIERA LLEGAR PRONTO (1) R.L. Stevenson (1) RENZO (1) ROMANCERO ANONIMO (1) ROOG (1) Rechicero (1) Residuos (1) Richard Back (1) Richard Matheson (1) Ritos Iguales (1) Robert Bloch (1) Ruido atronador (1) SACRIFICIO (1) SAGRADA CONTROVERSIA (1) SERVICIO DE REPARACIONES (1) SERVIR AL AMO (1) SI NO EXISTIERA BENNY CEMOLI... (1) SNAKE (1) SOBRE LA DESOLADA TIERRA (1) SOBRE MANZANAS MARCHITAS (1) SOY LEYENDA (1) SPECIAL - (1) SU CITA SERÁ AYER (1) SUSPENSIÓN DEFECTUOSA (1) Saga Macross (1) Salman Rushdie (1) San Juan de la Cruz (1) Si me amaras (1) Siglo XIX (1) Significado (1) SÍNDROME DE RETIRADA (1) TAL COMO ESTÁ (1) TIENDA DE CHATARRA (1) TONY Y LOS ESCARABAJOS (1) Tarzán y los Hombres Leopardo (1) Teatro de Crueldad (1) Telémaco (1) The Reward (1) Thomas M. Disch (1) Trainspotting (1) Tu aroma (1) UBIK (1) UN ESCÁNDALO EN BOHEMIA (1) UN MUNDO DE TALENTOS (1) UN PARAÍSO EXTRAÑO (1) UN RECUERDO (1) UN REGALO PARA PAT (1) UNA INCURSIÓN EN LA SUPERFICIE (1) UNA ODISEA ESPACIAL (1) Una Historia Corta del MundoDisco (1) VETERANO DE GUERRA (1) VIDEO (1) VISITA A UN PLANETA EXTRAÑO (1) VIVA LA PEPA (1) Viajes de Gulliver (1) Villiers de L'Isle Adam (1) Volumen I de Avatar (1) Volumen II de Avatar (1) Volumen III de Avatar (1) WILLIAM BURROUGHS (1) William Gibson (1) Y GIRA LA RUEDA (1) YONQUI (1) a fox tale (1) agatha christie (1) aguas salobres (1) alan dean foster (1) alas nocturnas (1) alfonso linares (1) alien (1) allan (1) americano actual (1) amor oscuro (1) anabelle lee (1) anarko-underground (1) angeles (1) anon (1) antigua versión (1) apostasia (1) art (1) arthur conan doyle (1) asceta (1) asesinatos (1) avatar (1) aventuras (1) bajo el signo de alpha (1) berenice (1) biografia (1) bipolaridad (1) brujas.benito perez galdos (1) budismo (1) budista (1) cabeza de lobo (1) cap.2º (1) cap1º (1) cap2º (1) carnamaros (1) castas (1) castellana (1) chinos (1) ciberpunk (1) cimmeriano (1) citas (1) coaccion (1) coelho (1) como suena el viento (1) corto (1) cronicas de pridayn 2 (1) cronicas de pridayn 3 (1) cronicas de pridayn 4 (1) cronicas de prydayn 1 (1) cronicas de prydayn tr (1) cruvia (1) cuentos de un soñador (1) cuentos y fabulas (1) dactilo (1) dark (1) darren shan (1) definicion (1) demian (1) demonios (1) descontrol (1) dino buzzati (1) drogado (1) e.a.poe (1) edgar (1) el amo de los cangrejos (1) el barril del amontillado (1) el bucanero (1) el caldero magico (1) el castillo de llir (1) el cimerio (1) el corazon delator (1) el defensor (1) el demonio de la perversidad (1) el dios de los muertos (1) el enigma de las sociedades secretas (1) el escarabajo de oro (1) el fruto de la tumba (1) el gato negro (1) el gran rey (1) el idolo oscuro (1) el imperio de los nigromantes. (1) el invencible (1) el jardin de adompha (1) el jinete en el cielo (1) el libro de los tres (1) el octavo pasajero (1) el ojo de tandyla (1) el pie del diablo (1) el planeta de los simios (1) el pozo y el péndulo (1) el sexo y yo (1) el superviviente (1) el tejedor de la tumba (1) el ultimo jeroglifico (1) el unico juego entre los hombres (1) el verano del cohete (1) el viaje del rey euvoran (1) elabad negro de puthuum (1) etimologia (1) expulsion (1) fantasma (1) farmacias (1) fragmentos (1) francis bacon (1) frases (1) futuro mecanico (1) gengis khan (1) gnomos (1) goth (1) gothico (1) guerreras (1) guy de maupassant (1) hadas (1) harry potter y la piedra filosofal (1) historia ficcion (1) historietas (1) hombres (1) horror (1) horror onirico (1) i (1) iluminati (1) imperios galacticos (1) imperios galacticos III (1) imperios galaticos (1) inaguracion (1) indio americano (1) isabel allende (1) issac asimov (1) jack vance (1) jorge (1) justine (1) kabytes (1) la carta robada (1) la doctrina secreta (1) la isla de los torturadores (1) la loteria de babilonia (1) la magia de ulua (1) la mascara de la muerte roja (1) la montaña de los vampiros (1) la muerte de ilalotha (1) la nueva atlantida (1) la quimera del oro (1) la sombra (1) la ultima orden (1) las brujas de portobello (1) las tres leyes roboticas (1) lazarillo de tormes (1) libertad (1) libros sangrientos I (1) libros sangrientos II (1) libros sangrientos III (1) ligeia (1) lloid alexander (1) locura (1) los diez negritos (1) los infortunios de la virtud (1) los remedios de la abuela (1) los viejos (1) luis fernando verissimo (1) magia (1) mahatma gahdhi (1) mandragoras (1) mas vastos y mas lentos que los imperios (1) metadona (1) mi religion (1) miscelanea (1) misterio (1) mongoles (1) morthylla (1) movie (1) mujeres (1) new (1) nigromancia en naat (1) no future (1) normandos (1) nueva era (1) nueva republica III (1) nuevas (1) oscuro (1) padre chio (1) palabras (1) parte 3ª (1) parte2ª (1) paulo (1) personajes (1) peter gitlitz (1) pierre boulle (1) placa en recuerdo de la represalia fascista (1) poe (1) poemas Zen (1) poesías (1) politica (1) por una net libre (1) portugues (1) psicosis (1) realidad divergente (1) recopilacion (1) recopilación (1) relato ciencia ficcion (1) relatos (1) relatos de los mares del sur (1) relay (1) republica intrnet (1) ricardo corazon de leon (1) rituales con los angeles (1) robert silverberg (1) robin hood (1) rpg (1) sajones (1) segunda parte (1) sherwood (1) si las palabras hablaran (1) sociedad secreta (1) soma (1) somatico (1) subrealista (1) suicidas (1) taran el vagabundo (1) tramites (1) trasgus (1) trolls (1) u-boat (1) underground (1) ursula k.leguin (1) usher II (1) veronika decide morir (1) vida (1) vikingos (1) volumen VI (1) willian wilson (1) xeethra (1) ylla (1) yo robot (1) zodiacos (1) ¡CURA A MI HIJA MUTANTE! (1) ¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON OVEJAS ELÉCTRICAS? (1) ¿quo vadis? (1) ÁNGELES IGNORANTES (1) Álvares de Azevedo (1)

FEEDJIT Live Traffic Feed