Google+ Badge

Google+ Followers

Infolinks In Text Ads

Gana una tarjeta regalo de 500 euros. Apúntate, es gratis, y si tu ganas, yo también gano. Sigue este enlace: http://www.premiofacil.es/alta.php?idr=52892442 !Vóta este sitio en Cincolinks.com

.

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

AUTOR DE TIEMPOS PASADOS

.

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

 Ruleta  Apuestas Deportivas  Juegos  Peliculas  Turismo Rural  Series Online Creative Commons License Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons. Peliculas juegos gratis juegos
INFOGRAFIA ESTORES ALQUILER DE AUTOS EN LIMA HURONES POSICIONAMIENTO WEB ¡Gana Dinero con MePagan.com! Herbalife Amarres de amor Union de parejas Desarrollo de software a medida Bolas chinas Comprar en china Amarres de Amor Hosting Peru Noticias Anime Actualidad de cine Ver peliculas

Seguidores

--

lunes, 4 de noviembre de 2013

SPECIAL - PHILIP K. DICK - NUL-O

NUL-O
Philip K. Dick
 
 
 
Lemuel se aferró a la pared de su habitación a oscuras, tenso, a la escucha. Una leve
brisa agitó las cortinas de encaje. La luz amarilla de la calle bañó la cama, la cómoda, los
libros, juguetes y ropas.
En la habitación de al lado, dos voces murmuraban.
—Jean, debemos hacer algo —dijo la voz de hombre.
Una exclamación estrangulada.
—Ralph, no le hagas daño, por favor. Debes controlarte. No permitiré que le hagas
daño.
—No voy a hacerle daño. —La voz del hombre delataba una brutal angustia—. ¿Por
qué hace esas cosas? ¿Por qué no juega al béisbol y a tocar y parar, como los chicos
normales? ¿Por qué debe quemar tiendas y torturar a animales indefensos? ¿Por qué?
—Es diferente, Ralph. Debemos hacer un esfuerzo por comprenderle.
—Sería mejor que le lleváramos a un médico —dijo su padre—. Tal vez padece alguna
disfunción glandular.
—¿Te refieres al viejo doctor Grady? Dijiste que era incapaz de descubrir...
—No me refiero al doctor Grady. Abandonó la profesión cuando Lemuel destrozó su
aparato de rayos X y todos los muebles de su consulta. No, esto es mucho más grave. —
Una tensa pausa—. Jean, voy a llevarle a la Colina.
—¡Oh, Ralph, por favor!
—Lo digo en serio. —Desolada determinación, el gruñido ronco de un animal
atrapado—. Es posible que esos psicólogos puedan hacer algo. Quizá le ayuden. Quizá
no.
—Y es posible que no le permitan volver. ¡Oh, Ralph, él es todo cuanto tenemos!
—Claro —murmuró Ralph—. Lo sé, pero ya he tomado la decisión. Aquel día en que
apuñaló a su profesor y saltó por la ventana. Tomé la decisión aquel día. Lemuel irá a la
Colina...
 
El día era cálido y soleado. El hospital resplandecía entre los árboles que se mecían,
una estructura de hormigón, acero y plástico. Ralph Jorgenson miró a su alrededor
vacilante, el sombrero retorcido entre sus dedos, impresionado por la inmensidad del
lugar.
Lemuel escuchó con atención. Forzó sus grandes orejas móviles y escuchó muchas
voces, un océano de voces que se agitaban a su alrededor. Las voces procedían de todas
las habitaciones y consultas, de todas las plantas. Le ponían nervioso.
El doctor James North se acercó a ellos con la mano extendida. Era alto y apuesto, de
unos treinta años, cabello castaño y gafas de concha. Su paso era firme y apretó la mano
de Lemuel con fuerza y confianza.
—Venga por aquí —dijo con voz potente. Ralph se dirigió hacia el despacho, pero el
doctor North negó con la cabeza—. Usted no. El muchacho. Lemuel y yo vamos a charlar
a solas.
Lemuel, muy animado, siguió al doctor North hasta su despacho. North bloqueó la
puerta con tres cerraduras magnéticas.
—Puedes llamarme James —dijo, sonriendo al muchacho—. Y yo te llamaré Lem, ¿de
acuerdo?
—Claro —dijo Lemuel con cautela.
No detectaba hostilidad en el hombre, pero había aprendido a ser precavido. Debía
serlo, incluso con este doctor amable y de aspecto bondadoso, un hombre de evidente
capacidad intelectual.
North encendió un cigarrillo y examinó al muchacho.
—Cuando maniataste y disecaste a aquellos viejos vagabundos, fue por curiosidad
científica, ¿verdad? —preguntó con aire pensativo—. Querías saber... hechos, no
opiniones. Querías averiguar por ti mismo cómo estaban hechos los hombres.
El entusiasmo de Lemuel aumentó.
—Pero nadie me comprendió.
—No. —North meneó la cabeza—. No, nadie te comprendió. ¿Sabes por qué?
—Creo que sí.
North paseó de un lado a otro.
—Te haré unas cuantas pruebas. Para descubrir cosas. No te importa, ¿verdad?
Ambos aprenderemos más sobre ti. Te he estado estudiando, Lem. He examinado los
archivos de la policía y de los periódicos.
De repente, abrió el cajón del escritorio y sacó el Multifásico de Minnesota, el test de
Rorschach, el Gestalt de Bender, la baraja de cartas ESP de Rhine, un tablero ouija, un
par de dados, un tablero de escritura mágica, una muñeca de cera con arañazos y
mechones de cabello y un pequeño trozo de plomo que se transformaba en oro.
—¿Qué quiere que haga? —preguntó Lemuel.
—Voy a hacerte algunas preguntas y te daré unos cuantos objetos para que juegues
con ellos. Observaré tus reacciones, tomaré notas. ¿Qué te parece?
Lemuel vaciló. Necesitaba un amigo desesperadamente..., pero tenía miedo.
—Yo...
El doctor North apoyó la mano en el hombro del muchacho.
—Confía en mí. No soy como esos chicos que te dieron una paliza esta mañana.
Lemuel le dedicó una mirada de gratitud.
—¿Lo sabe? Descubrí que las reglas de su juego eran puramente arbitrarias. Por lo
tanto, me orienté hacia la realidad básica de la situación, y cuando tomé el bate golpeé al
lanzador y al catcher en la cabeza. Más tarde, descubrí que la ética y la moral humanas
son la misma clase de... —Se interrumpió, asustado de repente—. Tal vez yo...
El doctor North se sentó ante su escritorio y se puso a hojear la baraja de Rhine.
—No te preocupes, Lem —dijo en voz baja—. Todo saldrá bien. Yo te comprendo.
 
Después de las pruebas, los dos permanecieron en silencio. Eran las seis y empezaba
a anochecer. Por fin, el doctor North habló.
—Increíble. Apenas puedo creerlo. Eres absolutamente lógico. Estás desprovisto de
toda emoción talámica. Tu mente se halla libre de toda inclinación moral y cultural. Eres un
paranoico perfecto, sin la menor capacidad de empatía. Eres totalmente incapaz de sentir
pena, piedad, compasión o cualquier sentimiento humano normal.
Lemuel asintió.
—Es verdad.
El doctor North se reclinó en la silla, estupefacto.
—Incluso a mí me cuesta asimilarlo. Es sobrecogedor. Posees una superlógica, virgen
de toda inclinación valorativa. Y crees que todo el mundo está confabulado contra ti.
—Sí.
—Por supuesto. Has analizado la estructura de la actividad humana y llegado a la
conclusión que en cuanto lo descubran, intentarán destruirte.
—Porque soy diferente.
North estaba cautivado.
—Siempre han clasificado la paranoia como una enfermedad mental, ¡pero no lo es! El
contacto con la realidad no desaparece; al contrario, el paranoico está directamente
relacionado con la realidad. Es un empirista perfecto, y no se encuentra agarrotado por
inhibiciones éticas, morales o culturales. El paranoico ve la realidad tal como es. Es el
único hombre cuerdo.
—He leído Mein Kampf —dijo Lemuel—. Me ha demostrado que no estoy solo.
Rezó una silenciosa oración de gracias: no estoy solo. Somos muchos más.
El doctor North observó su expresión.
—El embate del futuro —dijo—. Yo no formo parte de él, pero intento comprenderlo.
Reconozco que soy un simple ser humano, limitado por mis sentimientos talámicos y los
prejuicios culturales. No puedo ser uno de ustedes, pero simpatizo... —Alzó la vista, el
rostro encendido de entusiasmo—. ¡Y puedo ser de ayuda!
 
Lemuel pasó los días siguientes en un estado de perpetuo entusiasmo. El doctor North
logró su tutela legal y el muchacho se mudó al apartamento del médico, en la parte alta de
la ciudad. Ya no sufría la presión de su familia; podía hacer lo que le apetecía. El doctor
North colaboró sin dilación con Lemuel en localizar a otros mutantes paranoicos.
—Lemuel —preguntó una noche el doctor North, después de cenar—, ¿crees que
puedes explicar tu teoría Nul-O? Me cuesta asimilar el principio de la orientación hacia el
no objeto.
Lemuel indicó el apartamento con un ademán.
—Todos estos objetos aparentes poseen un nombre. Libro, silla, sofá, alfombra,
lámpara, cortinas, ventana, puerta, pared, etcétera. Sin embargo, esta división en objetos
es puramente artificial, basada en un sistema de pensamiento anticuado. En realidad, los
objetos no existen. El Universo, de hecho, es una unidad. Nos han enseñado a pensar en
términos de objetos. Esta cosa, aquella cosa. Cuando se alcanza la nulidad total, esta
división puramente verbal cesa. Desde hace mucho tiempo ha sobrevivido a su utilidad.
—¿Puedes darme algún ejemplo, hacer alguna demostración?
Lemuel vaciló.
—Es difícil hacerlo solo. Más adelante, cuando nos hayamos puesto en contacto con
otros... Puedo hacerlo de una forma tosca, a pequeña escala.
Mientras el doctor North observaba con suma atención, Lemuel recorrió el apartamento
y amontonó todos los objetos. Después de reunir libros, cuadros, alfombras, cortinajes,
muebles y demás parafernalia, procedió a destrozarlo todo sistemáticamente.
—Como ve —dijo, fatigado y pálido después del violento esfuerzo—, la división en
objetos arbitrarios ha desaparecido. Esta unificación de las cosas en su homogeneidad
básica puede aplicarse a todo el Universo. El Universo es una gestalt, una sustancia
unificada, sin divisiones entre vivo y no vivo, entre ser y no ser. ¡Un inmenso vórtice de
energía, no partículas inconexas! Bajo la apariencia puramente artificial de los objetos
materiales subyace el mundo de la realidad: un inmenso reino no diferenciado de energía
pura. Recuerde: el objeto no es la realidad. ¡Primera ley del pensamiento Nul-O!
El doctor North estaba profundamente impresionado. Lanzó una patada a un fragmento
de silla, parte del montón informe de madera, tela, papel y cristales rotos.
—¿Crees que es posible lograr esta restauración de la realidad?
—No lo sé —reconoció Lemuel—. Habrá oposición, por supuesto. Los seres humanos
opondrán resistencia; son incapaces de superar su simiesca preocupación por las cosas,
objetos brillantes que pueden tocar y poseer. Todo dependerá de lo bien que nos
coordinemos mutuamente.
El doctor North sacó un papel del bolsillo y lo desdobló.
—Tengo una pista —dijo en voz baja—. El nombre de un hombre que, en mi opinión, es
de los tuyos. Iremos a verle mañana... Después, ya veremos...
 
El doctor Jacob Weller les recibió con enérgica eficiencia en la entrada de su bien
custodiado laboratorio, que dominaba Palo Alto. Hileras de guardias gubernamentales
uniformados protegían el trabajo vital que realizaba, el inmenso sistema de laboratorios y
oficinas de investigación. Hombres y mujeres ataviados con batas blancas trabajaban día
y noche.
—Mi trabajo —explicó, mientras indicaba que cerraran las pesadas puertas— fue básico
en el desarrollo de la bomba C, la funda de cobalto de la bomba H. Descubrirás que los
principales físicos nucleares son Nul-O.
Lemuel contuvo el aliento.
—Entonces...
—Por supuesto. —Weller no desperdiciaba saliva—. Hace años que trabajamos.
Cohetes en Peenemunde, la bomba atómica en Los Álamos, la bomba de hidrógeno, y
ahora la bomba de cobalto. Hay muchos científicos, por supuesto, que no son Nul-Os,
seres humanos ordinarios con inclinaciones talámicas. Einstein, por ejemplo. Pero no
estorbarán. A menos que encontremos mucha oposición, podremos entrar en acción muy
pronto.
La puerta trasera del laboratorio se deslizó a un lado y entró un grupo de hombres y
mujeres vestidos de blanco. El corazón de Lemuel dio un brinco. Aquí estaban, adultos
Nul-Os. Hombres y mujeres, y llevaban años trabajando. Les reconoció con facilidad, por
las orejas alargadas y móviles, gracias a las cuales los mutantes Nul-Os captaban ínfimas
vibraciones en el aire a grandes distancias. Les permitía comunicarse, sin importar en qué
parte del mundo estuvieran.
—Explique nuestro programa —dijo Weller a un hombrecillo rubio que estaba a su lado,
sereno e imperturbable, el rostro investido de la seriedad que merecía el momento.
—La bomba de cobalto está casi preparada —dijo el hombre en voz baja, con ligero
acento alemán—, pero no constituye la fase final de nuestros planes. También tenemos la
bomba T, que significa la consumación de esta fase inicial. Nunca hemos reconocido la
existencia de la bomba T. Si los seres humanos descubrieran su existencia, deberíamos
enfrentarnos a una oposición emotiva muy seria.
—¿Qué es la bomba T? —preguntó Lemuel, loco de entusiasmo.
—La expresión «bomba T» —explicó el hombrecillo rubio— describe el proceso
mediante el cual la Tierra se convierte en una pila atómica, se lleva a la masa crítica, y
luego se detona.
Lemuel se quedó pasmado.
—¡No tenía ni idea que habían desarrollado el plan hasta este extremo!
El rubio sonrió.
—Sí, hemos avanzado mucho desde los viejos tiempos. Gracias al doctor Rust, pude
diseñar los conceptos ideológicos básicos de nuestro programa. A la postre, unificaremos
todo el Universo en una masa homogénea. Ahora mismo, no obstante, nuestra principal
preocupación es la Tierra, pero en cuanto hayamos triunfado aquí, nada impedirá que
prosigamos nuestra obra indefinidamente.
—El transporte a otros planetas está solucionado —explicó Weller—. El doctor Frisch,
aquí presente...
—Una modificación de los misiles teledirigidos que desarrollamos en Peenemunde —
continuó el rubio—. Hemos construido una nave que nos llevará a Venus. Una vez allí,
iniciaremos la segunda fase de nuestro plan. Fabricaremos una bomba V, que devolverá
Venus a su anterior estadio de energía homogénea. Y luego... —Sonrió—. Y luego, una
bomba S. La bomba solar. Que, si tenemos éxito, unificará todo este sistema de planetas y
lunas en una inmensa gestalt.
 
El 25 de junio de 1969, el personal Nul-O había logrado, en la práctica, el control de los
principales gobiernos mundiales. El proceso, iniciado a mediados de los años treinta, se
saldó con un éxito completo, a efectos prácticos. Los Estados Unidos y la Unión Soviética
estaban en manos de individuos Nul-Os. Los hombres Nul-Os controlaban los centros del
poder político y, por tanto, aceleraron el programa Nul-O. El momento había llegado. El
secreto ya no era necesario.
Lemuel y el doctor North presenciaron desde un cohete en órbita la explosión de las
primeras bombas H. Gracias a un escrupuloso acuerdo, ambas naciones iniciaron al
mismo tiempo los ataques con bombas H. Al cabo de una hora, se habían obtenido
excelentes resultados: la mayor parte de Norteamérica y de Europa Oriental habían
desaparecido.
Inmensas nubes de partículas se veían por todas partes. Los supervivientes, en África,
Asia, en innumerables islas y lugares remotos, se encogieron de terror.
—Perfecto —resonó la voz del doctor North en los auriculares de Lemuel.
Se encontraba en algún lugar oculto bajo la superficie, en los cuarteles generales,
celosamente protegidos, donde se estaba construyendo la nave que iría a Venus.
Lemuel se mostró de acuerdo.
—Buen trabajo. ¡Hemos conseguido unificar, como mínimo, una quinta parte de la
superficie terrestre!
—Pero la cosa no acabará aquí. Vamos a arrojar más bombas H. Esto impedirá que los
seres humanos interfieran en nuestro objetivo principal, las instalaciones de la bomba T.
Hay que instalar las terminales, y no será posible mientras los humanos se entrometan.  
Al cabo de una semana fue lanzada la primera bomba C, seguida de más, disparadas
desde rampas situadas estratégicamente en Rusia y Estados Unidos.
 
El 5 de agosto de 1969 la población de la Tierra se había reducido a tres mil habitantes.
Los Nul-Os, en sus oficinas subterráneas no cabían en sí de satisfacción. La unificación se
estaba llevando a cabo tal como había sido planeada. El sueño iba a convertirse en
realidad.
—Ahora —anunció el doctor Weller— iniciaremos la construcción de las terminales de
bombas T.
 
Una terminal se instaló en Arequipa (Perú). La otra, en el extremo opuesto del globo, en
Bandoeng (Java). Pasados dos meses, las dos gigantescas torres se alzaron hacia el cielo
polvoriento. Las dos colonias de Nul-Os, protegidas con trajes y cascos aislantes,
trabajaban día y noche para completar el programa.
El doctor Weller trasladó en avión a Lemuel hasta la instalación peruana. Desde San
Francisco a Lima sólo vieron cenizas y hogueras de metal que todavía ardían. Ni la menor
señal de vida o entidades separadas; todo se había fundido, hasta transformarse en una
masa compacta de escoria. El agua de los océanos bullía. Toda diferenciación entre tierra
y agua había desaparecido. La superficie de la Tierra se había reducido a una uniforme
extensión gris y blanca, que sustituía a los océanos azules, bosques verdes, carreteras y
ciudades de antaño.
—Allí —señaló el doctor Weller—. ¿Lo ves?
Lemuel lo vio al instante. Aquella belleza le dejó sin aliento. Los Nul-Os habían erigido
una enorme burbuja, una esfera de plástico transparente que destacaba en medio del
ondulante mar de escoria líquida. En el interior de la burbuja se podía ver la terminal, una
intrincada red de metal reluciente y cables, que enmudeció al doctor Weller y a Lemuel.
—Como ves —explicó el doctor Weller, mientras el cohete penetraba en la cúpula—,
sólo hemos unificado la superficie de la Tierra y, a lo sumo, unos dos kilómetros de roca
subterránea. Sin embargo, la inmensa masa del planeta sigue incólume, pero la bomba T
se encargará de solucionarlo. El núcleo aún líquido del planeta estallará; toda la esfera se
transformará en un nuevo sol. Y cuando la bomba S detone, todo el sistema se convertirá
en una masa unificada de gas ardiente.
Lemuel asintió.
—Lógico. Y después...
—La bomba G. El siguiente paso es la galaxia. Las últimas fases del plan... Tan
ambiciosas, tan escalofriantes, que apenas nos atrevemos a pensar en ellas... La bomba
G, y por fin... —Weller sonrió, con ojos brillantes—, la bomba U.
 
Aterrizaron y el doctor Frisch salió a recibirles, muy nervioso.
—¡Doctor Weller! —exclamó—. ¡Algo ha salido mal!
—¿Qué pasa?
Una mueca de decepción deformaba el rostro de Frisch. Gracias a un violento esfuerzo
Nul-O logró integrar sus facultades mentales y rechazar impulsos talámicos.
—¡Algunos seres humanos han sobrevivido!
Weller se mostró incrédulo.
—¿Qué quiere decir? ¿Cómo...?
—Capté el sonido de sus voces. Estaba dando vueltas a mis orejas, escuchando con
sumo placer el rugido y el chapoteo de la escoria en el exterior de la burbuja, cuando
capté el ruido de seres humanos normales.
—¿Pero dónde?
—Bajo la superficie. Ciertos industriales acaudalados habían trasladado en secreto sus
fábricas bajo tierra, violando las órdenes terminantes del gobierno en sentido contrario.
—Sí, aplicamos una política muy estricta para impedirlo.
—Estos industriales actuaron con la típica codicia talámica. Transportaron bajo tierra
enormes masas de trabajadores, para que trabajaran como esclavos cuando la guerra
empezara. Diez mil humanos han sobrevivido, como mínimo. Aún siguen vivos, y...
—¿Y qué?
—Han improvisado enormes taladros y se acercan a la máxima velocidad posible.
Tendremos que luchar cuerpo a cuerpo. Ya he avisado a la nave de Venus. Se dirigirá a la
superficie cuanto antes.
Lemuel y el doctor Weller intercambiaron una mirada de horror. Sólo había unos mil
Nul-Os; les superaban en una proporción de diez a uno.
—Esto es terrible —dijo Weller con voz estrangulada—. Justo cuando parecía que el fin
estaba cerca. ¿Cuánto falta para que las torres de energía estén dispuestas?
—Pasarán otros seis días antes que podamos llevar la Tierra a su masa crítica —
murmuró Frisch—. Y los taladros casi han llegado. Giren las orejas y los escucharán.
Lemuel y el doctor Weller obedecieron. Al instante, percibieron un confuso murmullo de
voces, un caótico estruendo creado por los taladros que convergían en las dos burbujas
terminales.
—¡Humanos perfectamente ordinarios! —gritó Lemuel—. Lo deduzco por el ruido.
—¡Estamos atrapados!
Weller tomó un desintegrador y Frisch le imitó. Todos los Nul-Os procedieron a
armarse. El trabajo quedó relegado. El extremo de un taladro apareció en el suelo con
gran estrépito y les apuntó directamente. Los Nul-Os dispararon a discreción, se
dispersaron y retrocedieron hacia la torre.
Apareció un segundo taladro, y luego un tercero. Los rayos de energía surcaban el
espacio en todas direcciones. Los humanos eran de lo más vulgar, una variedad de
obreros trasladados bajo la superficie por sus empleadores. Las formas más bajas de vida
humana: funcionarios, conductores de autobús, jornaleros, mecanógrafos, conserjes,
sastres, panaderos, operarios de tornos, empleados de compañías navieras, jugadores de
béisbol, locutores de radio, mecánicos de garaje, policías, vendedores ambulantes,
vendedores de helados, vendedores a domicilio, cobradores, recepcionistas, soldadores,
carpinteros, obreros de la construcción, peones, granjeros, políticos, comerciantes...
Hombres y mujeres cuya sola existencia aterrorizaba a los Nul-Os.
Masas emocionales de gente corriente, que detestaban la Magna Obra, las bombas,
bacterias y misiles teledirigidos, afloraban a la superficie. Se rebelaban, a la postre.
Ponían fin a la superlógica: racionalidad sin responsabilidad.
—Estamos perdidos —jadeó Weller—. Olvídense de las torres. Dirijan la nave hacia la
superficie.
Un viajante y dos fontaneros prendieron fuego a la terminal. Un grupo de hombres
vestidos con ropa de trabajo y camisas de lona se dedicaron a arrancar los cables. Otros,
tan ordinarios como los demás, apuntaron sus rifles energéticos contra los intrincados
controles. Brotaron llamas. La torre de la terminal osciló de forma ominosa.
La nave de Venus apareció, elevada hacia la superficie mediante un complicado
sistema. Al instante, los Nul-Os se precipitaron en su interior, formando dos colas
ordenadas. Ninguno perdió la calma en ningún momento, a pesar que los humanos
enloquecidos diezmaban sus filas.
—Animales —comentó con tristeza Weller—. Las masas. Animales irracionales,
dominados por sus emociones. Bestias, incapaces de ver las cosas con lógica.
Un rayo energético le desintegró, y el hombre que le seguía avanzó. Por fin, el último
Nul-O superviviente subió a bordo, y las grandes escotillas se cerraron. Los motores de la
nave cobraron vida con un poderoso rugido, y el vehículo salió disparado hacia el cielo a
través de la burbuja.
Lemuel yacía donde había caído, cuando un rayo energético, disparado por un
electricista enloquecido, le había alcanzado en la pierna izquierda. Vio con tristeza que la
nave se elevaba, vacilaba, atravesaba la burbuja y se perdía en el cielo. Estaba rodeado
de seres humanos por todas partes; reparaban la burbuja de protección, gritaban órdenes,
y corrían de un lado a otro como locos. El murmullo de sus voces hirió sus sensibles
oídos. Levantó las manos y se tapó las orejas.
La nave había partido. Él no se hallaba a bordo, pero el plan continuaría sin su ayuda.
Oyó una voz lejana. Era el doctor Frisch, que le llamaba desde la nave. La voz era
débil, perdida en la lejanía del espacio, pero Lemuel consiguió discernir algunas palabras
por encima del caos que le rodeaba.
—Adiós... Te recordaremos...
—¡Trabajen sin descanso! —gritó en respuesta—. ¡No cejen hasta que el plan se haya
consumado!
—Trabajaremos... —La voz se debilitó—. Continuaremos adelante... —Se desvaneció,
pero regresó un breve instante—. Triunfaremos...
Luego, sólo silencio.
 
Lemuel, con una sonrisa beatífica, una sonrisa de felicidad y satisfacción, satisfacción
por el trabajo bien hecho, se recostó y esperó a que la manada de animales humanos
irracionales acabara con él.
 
 
FIN
 


Archivo del blog

_____________

¡Suscríbete!

Wikio Estadisticas de visitas Leer mi libro de visitas Firmar el libro de visitas Technorati Profile Add to Technorati Favorites

PARA PASAR UN BUEN RATO

Etiquetas

Philip K. Dick (144) SPECIAL (138) cuentos de zotique (18) 2ªparte (16) zothique (16) edgar allan poe (15) salvatore (14) relato (13) las guerras demoniacas (12) scifi (11) 1ªPat. (10) Terry Pratchett (10) Charles Dickens (8) cuentos (7) thomas harris (7) Fredric Brown (6) cuento (6) stars wars (6) terror (6) timothy (6) zahn (6) Anne Rice (5) MundoDisco (5) anibal lecter (5) ARTHUR C. CLARKE (4) CONFESIONES DE UN ARTISTA DE MIERDA (4) ESPECIAL (4) Hermann Hesse (4) Jonathan Swift (4) Jorge Luis Borges (4) LOS TRES MOSQUETEROS (4) anonimo (4) conan (4) gran hermano (4) jack london (4) lloyd alexander (4) paulo coelho (4) ray bradbury (4) 1984 (3) 2volumen (3) EL ALEPH (3) EL LADRON DE CUERPOS (3) Edgar Rice Burroughs (3) El Éxodo De Los Gnomos (3) FINAL (3) GIBRÁN KHALIL GIBRÁN (3) H. P. Lovecraft (3) Homero (3) Oscar Wilde (3) REINOS OLVIDADOS (3) Richard Awlinson (3) Robert E. Howard (3) Stephen King (3) apocaliptico (3) aventuras de arthur gordon pyn (3) barbacan (3) bruxas de portobello (3) chuck palahniuk (3) ciencia ficcion (3) clive barker (3) compendio de la historia (3) dragon rojo (3) el apostol del demonio (3) fantasia (3) george orwel (3) imagenes (3) la guarida del maligno (3) leyes de internet (3) lord dunsany (3) poul anderson (3) thiller (3) un mundo feliz (3) 06 (2) 1volumen (2) 1ªCap (2) 2 (2) 2001 una odisea espacial (2) 3 (2) 3volumen (2) 3ªparte (2) 4volumen (2) 5volumen (2) Anonymous (2) Anton Chejov (2) CUENTOS DE LA ALHAMBRA (2) Corto de Animación (2) Cuentos Maravillosos (2) David Eddings (2) Dragonlance (2) EL CASTILLO DE LOS CÁRPATOS (2) EL MUNDO DE JON (2) ENTRADAS (2) El jugador (2) El retrato de Dorian Gray (2) Eliphas Levi (2) Fistandantilus (2) Fitzgerald (2) Fábulas (2) Fëdor Dostoyevski (2) HORACIO QUIROGA (2) IMPOSTOR (2) JUAN SALVADOR GAVIOTA (2) José de Esponceda (2) Julio Verne (2) LA ISLA DEL TESORO (2) LA ODISEA (2) LOS VERSOS SATANICOS (2) Libro 2 de Leyendas Perdidas (2) Lord Byron (2) Lovecraft (2) MARQUES DE SADE (2) Mundo Disco (2) PODEMOS RECORDARLO TODO POR USTED (2) Pandora (2) Paul Auster (2) Robert L. Stevenson (2) Tantras (2) Terry Pratchet (2) Washington Irving (2) a vuestros cuerpos dispersos (2) aldous huzley (2) ambrose bierce (2) anthony bruno (2) august derleth (2) aventura (2) cap.3º (2) clarise (2) cronicas marcianas (2) dracula (2) dragones (2) el abat malefico (2) el angel y el apocalipsis (2) el club de la lucha (2) el despertar del demonio (2) el espiritu del dactilo (2) el hijo de elbrian (2) el silencio de los corderos (2) el silencio de los inocentes (2) el templo (2) guerras demoniacas (2) h.p. lovecraft (2) hannibal (2) hannibal lecter (2) heredero del imperio (2) historia (2) ii (2) indice (2) jaime a. flores chavez (2) markwart (2) novela (2) parte1ª (2) pecados capitales (2) philip jose farmer (2) poema (2) policiaco (2) republica internet (2) seven (2) vampiros (2)  jack london Las muertes concéntricas (1) "Canción del pirata" (1) (1932) (1) (1988) (1) 01 (1) 02 (1) 03 (1) 04 (1) 05 (1) 1 (1) 13 cuentos de fantasmas (1) 1554 (1) 20 reglas para el juego del poder (1) 2001 (1) (1) 3º y 4ºcaps. (1) 5 (1) (1) 6 (1) 666 (1) (1) (1) (1) 9º cap. (1) A Tessa (1) A mi amor (1) ABOMINABLE (1) ACEITE DE PERRO (1) ACTO DE NOVEDADES (1) ADIÓS VINCENT (1) AGUARDANDO AL AÑO PASADO (1) AIRE FRIO (1) ALAS ROTAS (1) ALCACER (1) ALFRED BESTER (1) ALGO PARA NOSOTROS TEMPONAUTAS (1) ALGUNAS CLASES DE VIDA (1) ALGUNAS PECULIARIDADES DE LOS OJOS (1) ANTES DEL EDEN (1) AQUÍ YACE EL WUB (1) ARAMIS (1) AUTOMACIÓN (1) AUTOR AUTOR (1) AVALON (1) AVENTURA EN EL CENTRO DE LA TIERRA (1) Agripa (1) Aguas Profundas (1) Alaide Floppa (1) Alejandro Dumas (1) Alekandr Nikoalevich Afanasiev (1) Algunos Poemas a Lesbia (1) Alta Magia (1) Ana María Shua (1) Angélica Gorodischer - EL GRAN SERAFÍN (1) Anónimo (1) Apariciones de un Ángel (1) Archivo (1) Arcipreste de Hita (1) Aventuras de Robinson Crusoe (1) BBaassss (1) BRUTALIDAD POLICIAL DE LA CLASE DOMINANTE (1) Barry Longyear (1) Benito Pérez Galdós (1) Beowulf (1) Berenice se corta el pelo (1) Bram Stoker (1) Bruce Sterling (1) Brujerías (1) BÉBASE ENTERO: CONTRA LA LOCURA DE MASAS (1) CADA CUAL SU BOTELLA (1) CADBURY EL CASTOR QUE FRACASÓ (1) CADENAS DE AIRE TELARAÑAS DE ÉTER (1) CAMILO JOSE CELA (1) CAMPAÑA PUBLICITARIA (1) CANTATA 140 (1) CARGO DE SUPLENTE MÁXIMO (1) CARTERO (1) CIENCIA-FICClON NORTEAMERICANA (1) COLONIA (1) CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978 (1) COPLAS A LA MUERTE DE SU PADRE (1) COTO DE CAZA (1) CUENTO DE NAVIDAD (1) CUENTO DE POE (1) CYBERPUNK (1) Calila y Dimna (1) Camioneros (1) Canción del pirata (1) Cavadores (1) Charles Bukowski (1) Clark Ashton Smith (1) Constitución 1845 (1) Constitución de 1834 (1) Constitución de 1837 (1) Constitución de 1856 (1) Constitución de 1871 (1) Constitución de 1876 (1) Constitución de 1931 (1) Constitución de 1978 (1) Constitución española de 1812 (1) Crónicas de Belgarath (1) Cuatro Bestias en Una: El Hombre Cameleopardo (1) Cuentos De Invierno (1) Cuentos De Invierno 2 (1) Cuerpo de investigación (1) CÁNOVAS (1) CÁTULO (1) DEL TIEMPO Y LA TERCERA AVENIDA (1) DESAJUSTE (1) DESAYUNO EN EL CREPÚSCULO (1) DESPERTARES. (1) DETRÁS DE LA PUERTA (1) DIABLO (1) DIÁLOGO SOBRE LA PENA CAPITAL (1) DOCTOR BHUMBO SINGH (1) DON DINERO (1) Daniel Defoe (1) Dashiell Hammett (1) Denuncia (1) Dia De Suerte (1) Divina Comedia (1) Dolores Claiborne (1) Douglas Adams (1) Douglas Niles (1) EL ABONADO (1) EL AHORCADO (1) EL ARTEFACTO PRECIOSO (1) EL CARDENAL (1) EL CASO RAUTAVAARA (1) EL CAÑÓN (1) EL CLIENTE PERFECTO (1) EL CLUB DE LUCHA (1) EL CONSTRUCTOR (1) EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS (1) EL CUENTO FINAL DE TODOS LOS CUENTOS (1) EL DIENTE DE BALLENA (1) EL DÍA QUE EL SR. COMPUTADORA SE CAYÓ DE SU ÁRBOL (1) EL FABRICANTE DE CAPUCHAS (1) EL FACTOR LETAL (1) EL FALLO (1) EL GRAN C (1) EL HALCÓN MALTÉS (1) EL HOBBIT (1) EL HOMBRE DORADO (1) EL HOMBRE VARIABLE (1) EL HÉROE ES ÚNICO (1) EL INFORME DE LA MINORÍA (1) EL LADO OSCURO DE LA TIERRA (1) EL LOCO (1) EL MARTILLO DE VULCANO (1) EL MUNDO CONTRA RELOJ (1) EL MUNDO QUE ELLA DESEABA (1) EL OJO DE LA SIBILA (1) EL PADRE-COSA (1) EL PLANETA IMPOSIBLE (1) EL PRINCIPE (1) EL REY DE LOS ELFOS (1) EL TIMO (1) EL TRITÓN MALASIO (1) EL VAGABUNDO (1) EL ÍDOLO OSCURO (1) EL ÚLTIMO EXPERTO (1) ELOGIO DE TU CUERPO (1) EN EL BOSQUE DE VILLEFERE Robert E. Howard (1) EN EL JARDÍN (1) EN LA TIERRA SOMBRÍA (1) EQUIPO DE AJUSTE (1) EQUIPO DE EXPLORACIÓN (1) ERLATHDRONION (1) ESCRITOS TEMPRANOS (1) ESPADAS CONTRA LA MAGIA (1) ESPADAS CONTRA LA MUERTE (1) ESPADAS ENTRE LA NIEBLA (1) ESPADAS Y DEMONIOS (1) ESPADAS Y MAGIA HELADA (1) ESTABILIDAD (1) EXPOSICIONES DE TIEMPO (1) EXTRAÑOS RECUERDOS DE MUERTE (1) Eco (1) El Anillo Mágico de Tolkien (1) El Anticristo (1) El Asesino (1) El Barón de Grogzwig (1) El Cartero Siempre Llama Dos Veces (1) El Color De La Magia (1) El Corsario (1) El Dragón (1) El Entierro (1) El Incidente del Tricentenario (1) El Invitado De Drácula (1) El Jardín del Miedo (1) El Mago de Oz (1) El Misterio De Marie Roget (1) El Paraíso Perdido (1) El País De Las Últimas Cosas (1) El Presidente del Jurado (1) El Relato Del Pariente Pobre (1) El Vendedor de Humo (1) El camaleón (1) El caso de Charles Dexter Ward (1) El coronel no tiene quien le escriba (1) El doble sacrificio (1) El guardián entre el centeno (1) El hundimiento de la Casa de Usher (1) El judío errante (1) El manuscrito de un loco (1) El misterio (1) El número 13 (1) El pez de oro (1) El príncipe feliz (1) El puente del troll (1) El que cierra el camino (1) Electrobardo (1) Erasmo de Rotterdam (1) Estatuto de Bayona (1) FLAUTISTAS EN EL BOSQUE (1) FLUYAN MIS LÁGRIMAS DIJO EL POLICÍA (1) FOSTER ESTÁS MUERTO... (1) Fantasmas de Navidad (1) Federico Nietzsche (1) Festividad (1) Floyd L. Wallace (1) Francisco de Quevedo y Villegas (1) Franz Kafka (1) Fritz Leiber (1) GESTARESCALA (1) Gabriel García Márquez (1) Genesis (1) Gesta de Mio Cid (1) HISTORIA DE DOS CIUDADES (1) HISTORIA EN DOS CIUDADES (1) HUMANO ES (1) Historias de fantasmas (1) INFORME SOBRE EL OPUS DEI (1) IRVINE WELSH (1) Inmigración (1) Isaac Asimov (1) Itaca (1) J.R.R. TOLKIEN (1) JAMES P. CROW (1) JUEGO DE GUERRA (1) Jack London -- La llamada de la selva (1) John Milton (1) Jorge Manrique (1) Joseph Conrad (1) Juan Ruiz (1) Juan Valera (1) LA ARAÑA ACUÁTICA (1) LA BARRERA DE CROMO (1) LA CALAVERA (1) LA CAPA (1) LA CRIPTA DE CRISTAL (1) LA ESPAÑA NEGRA (1) LA ESTRATAGEMA (1) LA FE DE NUESTROS PADRES (1) LA GUERRA CONTRA LOS FNULS (1) LA HERMANDAD DE LAS ESPADAS (1) LA HORMIGA ELÉCTRICA (1) LA INVASIÓN DIVINA (1) LA JUGADA (1) LA LAMPARA DE ALHAZRED (1) LA M NO RECONSTRUIDA (1) LA MAQUETA (1) LA MAQUINA PRESERVADORA (1) LA MENTE ALIEN (1) LA MIEL SILVESTRE (1) LA NAVE DE GANIMEDES (1) LA NAVE HUMANA (1) LA NIÑERA (1) LA PAGA (1) LA PAGA DEL DUPLICADOR (1) LA PENÚLTIMA VERDAD (1) LA PEQUEÑA CAJA NEGRA (1) LA PIMPINELA ESCALATA (1) LA PUERTA DE SALIDA LLEVA ADENTRO (1) LA RANA INFATIGABLE (1) LA REINA DE LA HECHICERÍA (1) LA SEGUNDA LEY (1) LA SEGUNDA VARIEDAD (1) LA TRANSMIGRACIÓN DE TIMOTHY ARCHER (1) LA VIDA EFÍMERA Y FELIZ DEL ZAPATO MARRÓN (1) LA VIEJECITA DE LAS GALLETAS (1) LABERINTO DE MUERTE (1) LAS ESPADAS DE LANKHMAR (1) LAS PARADOJAS DE LA ALTA CIENCIA (1) LAS PREPERSONAS (1) LEYENDA DE LA CALLE DE NIÑO PERDIDO (1) LO QUE DICEN LOS MUERTOS (1) LOS CANGREJOS CAMINAN SOBRE LA ISLA (1) LOS CAZADORES CÓSMICOS (1) LOS CLANES DE LA LUNA ALFANA (1) LOS DEFENSORES (1) LOS DÍAS DE PRECIOSA PAT (1) LOS INFINITOS (1) LOS MARCIANOS LLEGAN EN OLEADAS (1) LOS REPTADORES (1) LOTERÍA SOLAR (1) LSD (1) La Caza de Hackers (1) La Dama de las Camelias (1) La Habitación Cerrada (1) La Ilíada (1) La Luna Nueva (1) La Luz Fantástica (1) La Metamorfosis (1) La Nave (1) La Tortura de la Esperanza (1) La canción de Rolando (1) La catacumba (1) La familia de Pascual Duarte (1) La peste escarlata (1) La senda de la profecía (1) Las Campanas (1) Las Tablas Del Destino (1) Las cosas que me dices (1) Ley de Extranjería (1) Libro 1 (1) Libro 2 (1) Libro 3 (1) Libro de Buen Amor (1) Los Versos Satánicos (1) Los siete mensajeros (1) Lyman Frank Baum (1) MADERO (1) MAQUIAVELO (1) MECANISMO DE RECUPERACIÓN (1) MINORITY REPORT (1) MINORITY REPORT (1) MIO CID (1) MUERTE EN LA MONTAÑA (1) MUSICA (1) MUÑECOS CÓSMICOS (1) Mario Levrero (1) Marqués de Sade (1) Mary Higgins Clark (1) Marzo Negro (1) Mascarada (1) Miedo en la Scala (1) Montague Rhodes James (1) Mort (1) NO POR SU CUBIERTA (1) NOSOTROS LOS EXPLORADORES (1) NUESTROS AMIGOS DE FROLIK 8 (1) NUL-O (1) Nausícaa (1) Neuromante (1) Nombre (1) OBRAS ESCOGIDAS (1) OCTAVIO EL INVASOR (1) OH SER UN BLOBEL (1) OJO EN EL CIELO (1) ORFEO CON PIES DE ARCILLA (1) Odisea (1) Origen (1) Otros Relatos (1) PARTIDA DE REVANCHA (1) PESADILLA EN AMARILLO (1) PESADILLA EN BLANCO (1) PESADILLA EN ROJO (1) PESADILLA EN VERDE (1) PHILI K. DICK (1) PHILIP K. DICK . ¿QUE HAREMOS CON RAGLAND PARK? (1) PHILIP K.DICK (1) PIEDRA DE TOQUE (1) PIEZA DE COLECCIÓN (1) PLANETA DE PASO (1) PLANETAS MORALES (1) PODEMOS CONSTRUIRLE (1) PROBLEMAS CON LAS BURBUJAS (1) PROGENIE (1) PROYECTO: TIERRA (1) Patrick Süskind (1) Peter Shilston (1) Petición pública (1) Poema de amarte en silencio (1) Poemas Malditos (1) Poesía (1) QUISIERA LLEGAR PRONTO (1) R.L. Stevenson (1) RENZO (1) ROMANCERO ANONIMO (1) ROOG (1) Rechicero (1) Residuos (1) Richard Back (1) Richard Matheson (1) Ritos Iguales (1) Robert Bloch (1) Ruido atronador (1) SACRIFICIO (1) SAGRADA CONTROVERSIA (1) SERVICIO DE REPARACIONES (1) SERVIR AL AMO (1) SI NO EXISTIERA BENNY CEMOLI... (1) SNAKE (1) SOBRE LA DESOLADA TIERRA (1) SOBRE MANZANAS MARCHITAS (1) SOY LEYENDA (1) SPECIAL - (1) SU CITA SERÁ AYER (1) SUSPENSIÓN DEFECTUOSA (1) Saga Macross (1) Salman Rushdie (1) San Juan de la Cruz (1) Si me amaras (1) Siglo XIX (1) Significado (1) SÍNDROME DE RETIRADA (1) TAL COMO ESTÁ (1) TIENDA DE CHATARRA (1) TONY Y LOS ESCARABAJOS (1) Tarzán y los Hombres Leopardo (1) Teatro de Crueldad (1) Telémaco (1) The Reward (1) Thomas M. Disch (1) Trainspotting (1) Tu aroma (1) UBIK (1) UN ESCÁNDALO EN BOHEMIA (1) UN MUNDO DE TALENTOS (1) UN PARAÍSO EXTRAÑO (1) UN RECUERDO (1) UN REGALO PARA PAT (1) UNA INCURSIÓN EN LA SUPERFICIE (1) UNA ODISEA ESPACIAL (1) Una Historia Corta del MundoDisco (1) VETERANO DE GUERRA (1) VIDEO (1) VISITA A UN PLANETA EXTRAÑO (1) VIVA LA PEPA (1) Viajes de Gulliver (1) Villiers de L'Isle Adam (1) Volumen I de Avatar (1) Volumen II de Avatar (1) Volumen III de Avatar (1) WILLIAM BURROUGHS (1) William Gibson (1) Y GIRA LA RUEDA (1) YONQUI (1) a fox tale (1) agatha christie (1) aguas salobres (1) alan dean foster (1) alas nocturnas (1) alfonso linares (1) alien (1) allan (1) americano actual (1) amor oscuro (1) anabelle lee (1) anarko-underground (1) angeles (1) anon (1) antigua versión (1) apostasia (1) art (1) arthur conan doyle (1) asceta (1) asesinatos (1) avatar (1) aventuras (1) bajo el signo de alpha (1) berenice (1) biografia (1) bipolaridad (1) brujas.benito perez galdos (1) budismo (1) budista (1) cabeza de lobo (1) cap.2º (1) cap1º (1) cap2º (1) carnamaros (1) castas (1) castellana (1) chinos (1) ciberpunk (1) cimmeriano (1) citas (1) coaccion (1) coelho (1) como suena el viento (1) corto (1) cronicas de pridayn 2 (1) cronicas de pridayn 3 (1) cronicas de pridayn 4 (1) cronicas de prydayn 1 (1) cronicas de prydayn tr (1) cruvia (1) cuentos de un soñador (1) cuentos y fabulas (1) dactilo (1) dark (1) darren shan (1) definicion (1) demian (1) demonios (1) descontrol (1) dino buzzati (1) drogado (1) e.a.poe (1) edgar (1) el amo de los cangrejos (1) el barril del amontillado (1) el bucanero (1) el caldero magico (1) el castillo de llir (1) el cimerio (1) el corazon delator (1) el defensor (1) el demonio de la perversidad (1) el dios de los muertos (1) el enigma de las sociedades secretas (1) el escarabajo de oro (1) el fruto de la tumba (1) el gato negro (1) el gran rey (1) el idolo oscuro (1) el imperio de los nigromantes. (1) el invencible (1) el jardin de adompha (1) el jinete en el cielo (1) el libro de los tres (1) el octavo pasajero (1) el ojo de tandyla (1) el pie del diablo (1) el planeta de los simios (1) el pozo y el péndulo (1) el sexo y yo (1) el superviviente (1) el tejedor de la tumba (1) el ultimo jeroglifico (1) el unico juego entre los hombres (1) el verano del cohete (1) el viaje del rey euvoran (1) elabad negro de puthuum (1) etimologia (1) expulsion (1) fantasma (1) farmacias (1) fragmentos (1) francis bacon (1) frases (1) futuro mecanico (1) gengis khan (1) gnomos (1) goth (1) gothico (1) guerreras (1) guy de maupassant (1) hadas (1) harry potter y la piedra filosofal (1) historia ficcion (1) historietas (1) hombres (1) horror (1) horror onirico (1) i (1) iluminati (1) imperios galacticos (1) imperios galacticos III (1) imperios galaticos (1) inaguracion (1) indio americano (1) isabel allende (1) issac asimov (1) jack vance (1) jorge (1) justine (1) kabytes (1) la carta robada (1) la doctrina secreta (1) la isla de los torturadores (1) la loteria de babilonia (1) la magia de ulua (1) la mascara de la muerte roja (1) la montaña de los vampiros (1) la muerte de ilalotha (1) la nueva atlantida (1) la quimera del oro (1) la sombra (1) la ultima orden (1) las brujas de portobello (1) las tres leyes roboticas (1) lazarillo de tormes (1) libertad (1) libros sangrientos I (1) libros sangrientos II (1) libros sangrientos III (1) ligeia (1) lloid alexander (1) locura (1) los diez negritos (1) los infortunios de la virtud (1) los remedios de la abuela (1) los viejos (1) luis fernando verissimo (1) magia (1) mahatma gahdhi (1) mandragoras (1) mas vastos y mas lentos que los imperios (1) metadona (1) mi religion (1) miscelanea (1) misterio (1) mongoles (1) morthylla (1) movie (1) mujeres (1) new (1) nigromancia en naat (1) no future (1) normandos (1) nueva era (1) nueva republica III (1) nuevas (1) oscuro (1) padre chio (1) palabras (1) parte 3ª (1) parte2ª (1) paulo (1) personajes (1) peter gitlitz (1) pierre boulle (1) placa en recuerdo de la represalia fascista (1) poe (1) poemas Zen (1) poesías (1) politica (1) por una net libre (1) portugues (1) psicosis (1) realidad divergente (1) recopilacion (1) recopilación (1) relato ciencia ficcion (1) relatos (1) relatos de los mares del sur (1) relay (1) republica intrnet (1) ricardo corazon de leon (1) rituales con los angeles (1) robert silverberg (1) robin hood (1) rpg (1) sajones (1) segunda parte (1) sherwood (1) si las palabras hablaran (1) sociedad secreta (1) soma (1) somatico (1) subrealista (1) suicidas (1) taran el vagabundo (1) tramites (1) trasgus (1) trolls (1) u-boat (1) underground (1) ursula k.leguin (1) usher II (1) veronika decide morir (1) vida (1) vikingos (1) volumen VI (1) willian wilson (1) xeethra (1) ylla (1) yo robot (1) zodiacos (1) ¡CURA A MI HIJA MUTANTE! (1) ¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON OVEJAS ELÉCTRICAS? (1) ¿quo vadis? (1) ÁNGELES IGNORANTES (1) Álvares de Azevedo (1)

FEEDJIT Live Traffic Feed