Google+ Badge

Google+ Followers

Infolinks In Text Ads

Gana una tarjeta regalo de 500 euros. Apúntate, es gratis, y si tu ganas, yo también gano. Sigue este enlace: http://www.premiofacil.es/alta.php?idr=52892442 !Vóta este sitio en Cincolinks.com

.

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

AUTOR DE TIEMPOS PASADOS

.

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

 Ruleta  Apuestas Deportivas  Juegos  Peliculas  Turismo Rural  Series Online Creative Commons License Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons. Peliculas juegos gratis juegos
INFOGRAFIA ESTORES ALQUILER DE AUTOS EN LIMA HURONES POSICIONAMIENTO WEB ¡Gana Dinero con MePagan.com! Herbalife Amarres de amor Union de parejas Desarrollo de software a medida Bolas chinas Comprar en china Amarres de Amor Hosting Peru Noticias Anime Actualidad de cine Ver peliculas

Seguidores

--

lunes, 4 de noviembre de 2013

SPECIAL - PHILIP K. DICK - NOSOTROS LOS EXPLORADORES

NOSOTROS LOS EXPLORADORES
Philip K. Dick
 
 
 
—Caramba —dijo Parkhurst con voz entrecortada, sintiendo un hormigueo de
excitación en su rostro enrojecido—. Acercaos, muchachos. ¡Mirad!
Se amontaron alrededor de la pantalla del visor.
—Allá está —dijo Barton. El corazón le latía de forma extraña—. Tiene un aspecto
magnífico.
—Ya lo creo que tiene buen aspecto —corroboró Leon. Temblaba—. Digamos que….
puedo distinguir Nueva York.
—Y una mierda.
—¡Sí que puedo! La parte gris. Junto al agua.
—Eso ni siquiera son los Estados Unidos. Estamos mirándolo boca abajo. Eso es
Siam.
La nave se desplazaba velozmente por el espacio, los escudos anti meteoros aullaban.
Por debajo, el globo verde-azulado iba creciendo. Las nubes se movían a su alrededor,
ocultando los continentes y los océanos.
—Nunca pensé que volvería a verla —dijo Merriweather—. Os juro que creí que
estábamos atrapados aquí arriba —su cara se contrajo— Marte. Ese maldito desperdicio
rojo. Sol, moscas y ruinas.
—Barton sabe reparar jets —dijo el Capitán Stone—. Puedes darle las gracias.
—¿Sabes qué es lo primero que voy a hacer cuando esté de vuelta? —chilló Parkhurst.  
—¿Qué?
—Ir a Coney Island.
—¿Por qué?
—Por la gente. Quiero volver a ver gente. Montones. Idiotas, sudorosos, ruidosos.
Helados y agua. El océano. Botellas de cerveza, cajas de leche, servilletas de papel.
—Y chicas —dijo Vecchi, con los ojos brillándole.
—Mucho tiempo, seis meses. Iré contigo. Nos sentaremos en la playa y miraremos a
las chicas.
—Me pregunto qué clases de bañadores usan ahora —dijo Barton.
—¡Puede que no usen ninguno! —gritó Parkhurst.
—¡Hey! —gritó Merriweather— Voy a volver a ver a mi esposa —se quedó aturdido de
repente. Su voz se redujo a un susurro—. Mi esposa.
—Yo también tengo esposa —dijo Stone, con una amplia sonrisa—. Pero me casé
hace mucho —Después pensó en Pat y en Jean. Un dolor punzante le agarrotaba la
traquea—. Apuesto a que han crecido mucho.
—¿Crecido?
—Mis hijos —murmuró Stone con voz ronca.
Se miraron unos a otros, seis hombres, andrajosos, con barba, con ojos brillantes y
febriles.
—¿Cuánto tiempo? —dijo Vecchi en voz muy baja.
—Una hora —afirmó Stone—. Estaremos abajo en una hora.
 
La nave chocó contra el suelo con un golpe que les tiró de narices al suelo. La nave iba
dando tumbos muy deprisa, con los retropropulsores de los frenos chirriando, atravesando
las rocas y destrozando el suelo. Hasta que se detuvo, con el morro enterrado en una
colina.
Silencio.
Parkhurst se levantó tambaleándose. Se agarró a la barra de seguridad. Le chorreaba
sangre de un corte sobre uno de sus ojos.
—Estamos abajo —dijo.
Barton se agitaba en el suelo. Gruñó, se puso de rodillas hacienda un esfuerzo.
Parkhurst le ayudó.  
—Gracias. Estamos...
—Estamos abajo. Estamos de vuelta.
Los retropropulsores se habían apagado. El ruido había cesado... sólo se oía el suave
goteo de los fluidos de la pared que rezumaban hasta el suelo.
La nave era un revoltijo de metal. El casco estaba partido en tres trozos. Se había
doblado hacia adentro, combado y retorcido. Había papeles esparcidos e instrumentos
destrozados por todos lados.  
Vecchi y Stone se levantaron despacio.
—¿Esta todo bien? —Stone masculló, frotándose el brazo.
—Échame una mano —dijo Leon—. Me he retorcido el maldito tobillo o algo.
Se levantaron. Merriweather estaba inconsciente. Le reanimaron y le pusieron de pie.
—Estamos abajo —repitió Parkhurst, como si no pudiera creerlo—. Esto es la tierra.
Estamos de vuelta ¡vivos!
—Espero que las muestras estén bien —dijo Leon.
—¡Al diablo con las muestras! —gritó Vecchi exaltado. Se puso a trabajar
frenéticamente en los tornillos de la parte izquierda, destornillando la pesada cerradura de
la escotilla—. Salgamos y demos un paseo por los alrededores.
—¿Dónde estamos? —preguntó Barton al Capitán Stone.
—Al sur de San Francisco. En la península.
—¡San Francisco! Hey ¡podemos coger los tranvías! —Parkhurst ayudó a Vecchi a
destornillar la escotilla—. San Francisco. Una vez pasé por aquí. Tienen un parque
grande. El Golden Gate Park. Podemos ir a la feria.
La escotilla se soltó, abriéndose completamente. La charla cesó repentinamente. Los
hombres echaron un vistazo afuera, parpadeando debido a la blanca y cálida luz solar.
Abajo, un verde campo se extendía a lo lejos. Las colinas se erguían puntiagudas en la
distancia, en el aire cristalino. Abajo, unos cuantos coches circulaban por una autopista,
se veían como puntos diminutos, brillando al sol. Postes de teléfono.
—¿Qué sonido es ése? —dijo Stone, escuchando con atención.
—Un tren.
Venía de las vías lejanas, expulsando humo negro por la chimenea. Un suave viento
recorría el campo, moviendo la hierba. Más allá, a la derecha, había una ciudad. Casas y
árboles. La marquesina de un teatro. La típica gasolinera. Pequeñas tiendas junto a la
carretera. Un motel.
—¿Crees que alguien nos ha visto? —preguntó Leon.
—Deben de habernos visto.
—Nos tuvieron que oír —dijo Parkhurst—. Hicimos un ruido de mil demonios cuando
chocamos contra el suelo.
Vecchi dio un paso hacia el campo. Movió los brazos aparatosamente, completamente
estirados.
—¡Me estoy cayendo!
Stone se rió.
—Te acostumbrarás. Hemos estado en el espacio demasiado tiempo. Venga —saltó
hacia abajo—. Empecemos a caminar.
—Hacia la ciudad —Parkhurst se puso a su lado— Puede que nos den de comer
gratis... Qué diablos ¡champán! —hinchó el pecho bajo el uniforme andrajoso—. Héroes
que regresan. Las llaves de la ciudad. Un desfile. Una banda militar. Carrozas con damas.
—Damas —gruñó Leon.
—Estas obsesionado.
—Claro —Parkhurst avanzaba por el campo y los otros le seguían formando hilera—
¡deprisa!
—Mira —le dijo Stone a Leon—. Allí hay alguien. Observándonos.
—Muchachos —dijo Barton.
—Un grupo de muchachos —se rió con ganas—. Vamos a saludarles.
Se dirigieron hacia los muchachos, andando entre la alta hierba del fértil suelo.
—Debe de ser primavera —dijo Leon—. El aire huele como en primavera —Aspiró el
aire profundamente—. Y la hierba.
Stone calculó.
—Es el nueve de abril.
Apresuraron el paso. Los chicos estaban parados, observándolos, silenciosos e
inmóviles.
—¡Hey! —gritó Parkhurst—. ¡Estamos de vuelta!
—¿Qué ciudad es esta? —gritó Barton.
Los chicos se quedaron mirando, con los ojos muy abiertos.
—¿Hay algún problema? —murmuró Leon.
—Nuestras barbas. Tenemos un aspecto horrible —Stone colocó la manos a los lados
de la boca para amplificar el sonido—. ¡No tengáis miedo! Hemos vuelto de Marte. El
vuelo en cohete. Hace dos años ¿os acordáis? El pasado Octubre hizo un año.
Los chicos miraban fijamente, con caras blancas. De repente se dieron la vuelta y
huyeron. Corrían frenéticamente hacia la ciudad..
Los seis hombre miraban como se marchaban.
—Qué diablos —murmuró Parkhurst, desconcertado—. ¿Qué ocurre?
—Nuestras barbas —Stone repitió preocupado.
—Algo va mal —dijo Barton, débilmente. Empezó a temblar—. Algo muy malo está
pasando.
—¡Cállate! —dijo Leon bruscamente—. Son nuestras barbas. —Arrancó de un tirón un
trozo de su camisa—. Estamos sucios. Vagabundos mugrientos. Vamos —comenzó a
caminar en la misma dirección que los chicos, hacia la ciudad—. Vamos. Probablemente
un coche especial ya esté de camino hacia aquí. Vayamos a su encuentro.
Stone y Barton se miraron. Seguían a Leon despacio. Los otros se quedaron
rezagados.
En silencio, inquietos, los seis hombres con barba avanzaban por el campo hacia la
ciudad.
 
Un joven sobre una bicicleta se marchó a toda velocidad al verlos acercarse. Unos
trabajadores del ferrocarril, que reparaban las vías, tiraron sus palas, y se pusieron a
gritar.
Sin reaccionar, los seis hombres vieron cómo se marchaban.
—¿Que es esto? —murmuró Parkhurst.
Cruzaron la vía. La ciudad se encontraba al otro lado. Entraron en una enorme
arboleda de eucaliptos.
—Burlingame —dijo Leon, leyendo un cartel. Echaron un vistazo calle abajo. Hoteles y
cafeterías. Coches aparcados. Gasolineras. Tiendecillas. Una pequeña ciudad periférica,
gente de compras por las aceras. Coches que circulaban despacio.
Salieron de la arboleda. Al otro lado de la calle un encargado de gasolinera les vio.
Y se quedó helado.
Tras un momento, soltó la manguera que estaba sujetando y se fue corriendo bajando
por la calle principal, soltando gritos de advertencia.
Los coches se pararon. Los conductores salieron de un salto y se marcharon corriendo.
Hombres y mujeres salieron en tropel de los almacenes, y se dispersaron
inmediatamente. Se alejaron en manada, con una huida frenética.
En un instante la calle se quedó desierta.
—Dios santo —Stone avanzaba desconcertado— ¿Qué...? —cruzó hasta la calle. No
había nadie a la vista.
Los seis hombres caminaron calle abajo, confundidos y en silencio. Nada se movía.
Todos habían huido. Una sirena aullaba, con su sonido oscilante. Por una callejuela un
coche echó marcha a toda velocidad.
En una ventana de la parte superior Barton vio una cara pálida y asustada. Entonces la
persiana fue bajada.
—No comprendo —murmuró Vecchi.
—¿Se han vuelto locos? —preguntó Merriweather.
Stone no dijo nada. Tenía la mente en blanco. Entumecida. Se sentía cansado. Se
sentó en el bordillo a descansar, recuperando el aliento. Los otros se sentaron a su
alrededor.
—Mi tobillo —dijo Leon. Se apoyó en una señal de stop, con labios contraídos por el
dolor—. Tengo un dolor de mil demonios.
—Capitán —preguntó Barton— ¿Qué pasa?
—No lo sé —dijo Stone.
Buscó un pitillo en su bolsillo hecho jirones. Al otro lado de la calle había una cafetería
desierta. La gente se había ido corriendo. Todavía había comida en la barra. Una
hamburguesa se achicharraba en una sartén, el café hervía en una cafetera de cristal
sobre un quemador.
En la acera había comestibles saliéndose de las bolsas que habían soltado los
aterrorizados compradores. Se oía el motor de un coche abandonado.  
—¿Y bien? —preguntó Leon— ¿Qué hacemos?
—No lo sé.
—No podemos simplemente…
—¡No sé! —Stone se puso de pie. Cruzó y entró en la cafetería. Le observaban
mientras se sentaba en una silla de la barra.  
—¿Qué hace? —preguntó Vecchi.
—No sé —Parkhurst siguió a Stone y entró en la cafetería—. ¿Qué estás haciendo?
—Estoy esperando a que me atiendan.
Parkhurst agarró torpemente a Stone por el hombro.
—Vamos, Capitán. Aquí no hay nadie. Todos se han ido.
Stone no dijo nada. Se sentó en una silla de la barra, con el rostro ausente. Esperando
pasivamente a que le atendieran.
Parkhurst salió de nuevo.
—¿Qué diablos ha ocurrido? —le preguntó a Barton—. ¿Qué les pasa a todos?
Un perro con manchas apareció y empezó a olisquear. Paso de largo, tenso y alerta,
olfateando con recelo. Se marchó deprisa por una bocacalle.
—Rostros —dijo Bart.
—¿Rostros?
—Nos están observando. Allí arriba —Barton señaló un edificio— Escondidos. ¿Por
qué? ¿Por qué se esconden de nosotros?
De repente Merriweather se puso tenso.
—Algo se acerca —se giraron ansiosos.
Calle abajo dos sedanes negros daban la vuelta a la esquina, dirigiéndose hacia ellos.  
—Gracias a Dios —murmuró Leon. Se apoyó en la pared de un edificio—. Aquí están.
Los dos sedanes se detuvieron junto al bordillo. Las puertas se abrieron. Unos cuantos
hombres bajaron, rodeándolos en silencio. Bien vestidos. Con corbatas y sombreros, y
largos abrigos grises.
—Soy Scanlan —dijo uno—. FBI.
Era un hombre mayor de pelo gris acero. Con tono cortante y frío. Estudió a los cinco
atentamente.
—¿Dónde está el otro?
—¿El Capitán Stone? Allí adentro —Barton señaló la cafetería.
—Sacadle aquí afuera.
Barton entró en la cafetería.  
—Capitán, están fuera. Vamos.
Stone le acompañó, de vuelta al bordillo.
—¿Quiénes son, Barton? —preguntó con voz entrecortada.
 
—Seis —dijo Scanlan, asintiendo. Hizo un gesto a sus hombres con el brazo— OK.
Esto es todo —los hombres del FBI se acercaron, haciendo que se juntaran en la fachada
de ladrillo de la cafetería.
—¡Esperad! —gritó Barton de forma estridente. La cabeza le daba vueltas—. ¿Qué…
qué está pasando?
—¿Qué es esto? —exigió saber Parkhurst con un tono de reprobación. Le caían
lágrimas por el rostro, manchándole las mejillas—. Díganoslo, por el amor de Dios.
Los hombres del FBI tenían armas. Las sacaron. Vecchi retrocedió, levantando las
manos.
—¡Por favor! —gimió—. ¿Qué hemos hecho? ¿Qué está ocurriendo?
Una esperanza repentina nació en el pecho de Leon:
—No saben quienes somos. Creen que somos comunistas —se dirigió a Scanlan—.
Somos la expedición Marte-Tierra. Me llamo Leon. ¿Lo recuerda? El último Octubre hizo
un año. Estamos de vuelta. Hemos vuelto de Marte —su voz se iba apagando. Les
pusieran las armas cerca. Mostrándoles las bocas de los cañones, habían traído hasta
tanques.
—¡Estamos de vuelta! —Merriweather dijo con voz ronca—. ¡Somos la expedición
Marte-Tierra, de regreso!
La cara de Scanlan era inexpresiva.
—Eso suena bien —dijo fríamente—. Sólo que la nave se estrelló y explotó cuando
llegó a Marte. Ningún miembro de la tripulación sobrevivió. Lo sabemos porque enviamos
un equipo de robots recuperadores y trajeron los cadáveres de regreso... seis en total.
Los hombres del FBI abrieron fuego. Echaron Napalm abrasador en la dirección de las
seis figuras con barba. Se echaron hacia atrás, y después las llamas les alcanzaron. Los
hombres del FBI vieron como las seis figures se incineraban, y luego apartaron la vista.
No pudieron soportar la visión de la seis figuras retorciéndose, pero podían oírlas. No era
que disfrutaran oyéndolo, pero permanecieron allí, esperando y observando.
 
Scanlan le dio una patada a los fragmentos achicharrados.
—No era fácil estar seguro —dijo—. Posiblemente aquí sólo hay cinco... pero no vi huir
a ninguno de ellos. No tenían tiempo. —Al presionar con el pie, un pedazo de ceniza se
desprendió; se fragmentó en partículas que todavía humeaban y hervían.  
Su compañero Wilks tenía la mirada fija en el suelo. Era nuevo en esto, todavía no se
podía creer lo que había visto hacer al napalm.
—Yo —dijo—. Creo que me vuelvo al coche —murmuró, apartándose de Scanlan.
—No es completamente seguro que esto se haya terminado —dijo Scanlan, y luego vio
el rostro del joven—. Sí —dijo—, ve y siéntate.
La gente empezaba a aparecer en las aceras. Mirando a hurtadillas desde puertas y
ventanas.  
—¡Les han pillado! —gritó un chico con excitación—. ¡Han pillado a los espías del
espacio!
Gente con cámaras sacaron fotos. Aparecieron curiosos por todos lados, caras pálidas,
de ojos saltones. Boquiabiertos de asombro ante la indiscriminada masa de ceniza
achicharrada.
Le temblaban las manos, Wilks se arrastró hasta el coche y cerró la puerta tras de sí.
La radio zumbaba, y la apagó, sin querer oír ni decir nada al respecto. En la entrada de la
cafetería, permanecían los hombres con abrigo gris del Departamento, hablando con
Scanlan. En breve unos cuantos se marcharon a paso rápido, giraron por la esquina de la
cafetería y subieron por el callejón. Wilks vio cómo se marchaban. ¡Qué pesadilla, pensó.
Al volver, Scanlan se agachó y metió la cabeza en el coche.
—¿Te sientes mejor?
—Algo mejor —al poco le preguntó— ¿Cuál es ésta, la vigésimo segunda vez?
—Vigésimo primera —respondió Scanlan—. Cada dos meses... los mismos nombres,
los mismos hombres. No te digo que acabarás por acostumbrarte. Pero al menos no te
sorprenderás.
—No veo ninguna diferencia entre ellos y nosotros —dijo Wilks, hablando
abiertamente— fue como quemar a seis seres humanos.
—No —dijo Scanlan. Abrió la puerta del coche y se sentó en el asiento trasero, detrás
de Wilks—. Solamente parecían seis seres humanos. Esa es la cuestión. Eso es lo que
quieren. Eso es lo que intentan. Sabes que Barton, Stone, y Leon...
—Lo sé —interrumpió—. Alguien o algo que vive en algún sitio allí afuera vio su nave
bajar, los vio morir, e investigó. Antes de que llegáramos allí. Y comprendieron lo bastante
como para continuar, lo bastante para darles lo que necesitaban. Pero —hizo un gesto—.
¿no hay nada más que podamos hacer con ellos?
Scanlan continuó:
—No sabemos lo suficiente sobre ellos. Sólo esto, nos están enviando imitaciones, una
y otra vez. Intentando colarse entre nosotros —su cara se puso rígida, reflejando
desesperación.  
—¿Están locos?  
—Puede que sean tan distintos que el contacto no sea posible. ¿Creen que todos nos
llamamos Leon y Merriweather y Parkhurst y Stone? Esa es la parte que me deprime... O
quizás es nuestra oportunidad, el hecho de que no entiendan que somos seres
individuales. Imagínate cuánto peor sería si en algún momento crearan un… lo que sea...
una espora... una semilla. Algo distinto de esos seis pobres desgraciados que murieron en
Marte... algo que no supiéramos que era una imitación...
—Tienen que tener un modelo —dijo Wilks.
Uno de los hombres del Departamento hizo una señal con el brazo, y Scanlan salió
como pudo del coche. Enseguida estuvo junto a Wilks.
—Comentan que sólo hay cinco —informó—. Uno huyó; creen que lo vieron. Está mal
herido y no puede moverse deprisa. El resto de nuestros hombres van tras él, quedaos
aquí, mantened los ojos abiertos. —Caminó hasta el callejón donde estaban los demás
hombres del Departamento.
Wilks encendió un pitillo y se sentó, apoyando la cabeza en el brazo. Mimetismo...
todos se asustaron. Pero ¿Realmente había intentado alguien establecer contacto?
Dos policías aparecieron, apartando a la gente de ese lugar. Un tercer Dodge negro,
repleto de hombres del Departamento se detuvo junto a la cuneta y los hombres bajaron.  
Uno de los hombres del Departamento, al que no reconoció, se acercó al coche.
—¿No tienes la radio encendida?
—No —dijo Wilks. La volvió a encender con un movimiento brusco.
—Si ves a uno, ¿sabes cómo matarlo?
—Sí —aseguró.
El hombre del Departamento volvió con su grupo.
Si dependiera de mí, se preguntó Wilks, ¿qué haría yo? ¿Intentar averiguar lo que
quieren? Cualquier cosa que se parezca tanto a un humano, se comporte de un modo tan
humano, debe de sentirse humano... y si ellos —sean lo que sean— se sienten humanos,
¿no podrían llegar a ser humanos, con el tiempo?
Desde el borde de la multitud, una forma individual se separó de la gente y se dirigió
hacia él... vacilante, la forma se detuvo, meneó la cabeza, se tambaleó y recuperó el
equilibrio, y después adoptó una postura igual que la de la gente que encontraba en las
inmediaciones. Wilks lo reconoció porque había sido entrenado para tal fin, durante varios
meses. Había conseguido ropas distintas, unos pantalones de sport y una camisa, pero la
había abrochado mal, y tenía un pie descalzo. Evidentemente no conocía ese tipo de
calzado. O, pensó, puede que estuviera demasiado confuso y herido.
A medida que se acercaba a él, Wilks levantó su pistola y le apuntó al estómago. Le
habían enseñado a disparar a esa parte del cuerpo; había disparado, en el campo de
entrenamiento de tiro, a una silueta dibujada, una tras otra. Justo en el medio...
partiéndola en dos, como a un bicho.
En su cara, la expresión de sufrimiento y de desconcierto se acentuó mientras veía a
Wilks prepararse para dispararle. Se detuvo, colocándose justo enfrente, sin hacer ningún
movimiento para escapar. Entonces Wilks pudo ver que tenía unas quemaduras horribles;
de todos modos no iba a sobrevivir.
—Tengo que hacerlo —dijo.
Se quedó mirando a Wilks, y entonces abrió la boca y comenzó a decir algo.
Wilks disparó.
Antes de que pudiera hablar, había muerto. Wilks se apartó cuando el cuerpo cayó de
bruces y se quedó tirado junto al coche.
No hice lo que debía, pensaba para sí mientras miraba el cuerpo tendido. Disparé
porque tenía miedo. Pero tenía que hacerlo. Aunque estuviera mal. Había venido para
infiltrarse entre nosotros, imitándonos para que no lo reconociéramos. Eso es lo que se
nos dice, tenemos que creer que están conspirando contra nosotros, no son humanos, y
nunca serán nada más que eso.
Gracias a Dios, pensó, todo se ha acabado.
Y entonces recordó que no era cierto que todo se hubiera acabado.
 
Era un día cálido de verano, a finales de Julio.
La nave aterrizó con un rugido, levantó la tierra en un campo arado, atravesó una valla
destrozándola, al igual que una cabaña y finalmente se detuvo junto a un barranco.
Silencio.
Parkhurst se puso de pie tembloroso. Agarró la barra de seguridad. Le dolía el hombro.
Meneó la cabeza, confuso.
—Estamos abajo —dijo. Su voz aumentó de tono sobrecogido por la excitación—
¡Estamos abajo!
—Ayúdame a levantarme —pidió el Capitán Stone con voz entrecortada. Barton le echó
una mano.
Leon se sentó limpiándose un hilito de sangre del cuello. El interior de la nave era un
auténtico desastre. La mayoría del equipo estaba destrozado y esparcido por todos lados.
Vecchi se dirigió a la escotilla con paso vacilante. Con dedos temblorosos, comenzó a
desenroscar los pesados tornillos.
—Bien —dijo Barton— estamos de vuelta.
—Casi no puedo creerlo —murmuró Merriweather. La escotilla se aflojó y rápidamente
la apartaron—. No parece posible. La vieja Tierra.
—Hey, escuchad —dijo Leon con voz entrecortada, mientras se encaramaba para salir
dando un salto hasta el suelo—. Que alguien coja la cámara.
—Es ridículo —dijo Barton, riéndose.
—¡Cógela! —gritó Stone.
—Sí, cógela —dijo Merriweather—. Como habíamos planeado, si volvíamos. Un
documento histórico, para los libros de texto de los colegios.
Vecchi se puso a hurgar entre los escombros.
—Creo que está rota —dijo. Sostenía la cámara abollada.
—Puede que aún funcione —dijo Parkhurst, jadeando por el esfuerzo de seguir a Leon
afuera—. ¿Cómo vamos a salir los seis en la foto? Alguien tiene que apretar el botón.
—La programaré con el temporizador —dijo Stone, cogiendo la cámara y programando
el mecanismo—. Todos en posición —Apretó el botón, y se unió a los otros.
Los seis hombres con barba y andrajosos estaban de pie junto a su nave destrozada,
cuando la cámara disparó. Contemplaban los verdes campos a lo lejos, sobrecogidos y en
silencio. Se miraban unos a otros, con ojos brillantes.
—Estamos de vuelta! —gritó Stone—. ¡Estamos de vuelta!
 
 
FIN
 
 

No hay comentarios:

Archivo del blog

_____________

¡Suscríbete!

Wikio Estadisticas de visitas Leer mi libro de visitas Firmar el libro de visitas Technorati Profile Add to Technorati Favorites

PARA PASAR UN BUEN RATO

Etiquetas

Philip K. Dick (144) SPECIAL (138) cuentos de zotique (18) 2ªparte (16) zothique (16) edgar allan poe (15) salvatore (14) relato (13) las guerras demoniacas (12) scifi (11) 1ªPat. (10) Terry Pratchett (10) Charles Dickens (8) cuentos (7) thomas harris (7) Fredric Brown (6) cuento (6) stars wars (6) terror (6) timothy (6) zahn (6) Anne Rice (5) MundoDisco (5) anibal lecter (5) ARTHUR C. CLARKE (4) CONFESIONES DE UN ARTISTA DE MIERDA (4) ESPECIAL (4) Hermann Hesse (4) Jonathan Swift (4) Jorge Luis Borges (4) LOS TRES MOSQUETEROS (4) anonimo (4) conan (4) gran hermano (4) jack london (4) lloyd alexander (4) paulo coelho (4) ray bradbury (4) 1984 (3) 2volumen (3) EL ALEPH (3) EL LADRON DE CUERPOS (3) Edgar Rice Burroughs (3) El Éxodo De Los Gnomos (3) FINAL (3) GIBRÁN KHALIL GIBRÁN (3) H. P. Lovecraft (3) Homero (3) Oscar Wilde (3) REINOS OLVIDADOS (3) Richard Awlinson (3) Robert E. Howard (3) Stephen King (3) apocaliptico (3) aventuras de arthur gordon pyn (3) barbacan (3) bruxas de portobello (3) chuck palahniuk (3) ciencia ficcion (3) clive barker (3) compendio de la historia (3) dragon rojo (3) el apostol del demonio (3) fantasia (3) george orwel (3) imagenes (3) la guarida del maligno (3) leyes de internet (3) lord dunsany (3) poul anderson (3) thiller (3) un mundo feliz (3) 06 (2) 1volumen (2) 1ªCap (2) 2 (2) 2001 una odisea espacial (2) 3 (2) 3volumen (2) 3ªparte (2) 4volumen (2) 5volumen (2) Anonymous (2) Anton Chejov (2) CUENTOS DE LA ALHAMBRA (2) Corto de Animación (2) Cuentos Maravillosos (2) David Eddings (2) Dragonlance (2) EL CASTILLO DE LOS CÁRPATOS (2) EL MUNDO DE JON (2) ENTRADAS (2) El jugador (2) El retrato de Dorian Gray (2) Eliphas Levi (2) Fistandantilus (2) Fitzgerald (2) Fábulas (2) Fëdor Dostoyevski (2) HORACIO QUIROGA (2) IMPOSTOR (2) JUAN SALVADOR GAVIOTA (2) José de Esponceda (2) Julio Verne (2) LA ISLA DEL TESORO (2) LA ODISEA (2) LOS VERSOS SATANICOS (2) Libro 2 de Leyendas Perdidas (2) Lord Byron (2) Lovecraft (2) MARQUES DE SADE (2) Mundo Disco (2) PODEMOS RECORDARLO TODO POR USTED (2) Pandora (2) Paul Auster (2) Robert L. Stevenson (2) Tantras (2) Terry Pratchet (2) Washington Irving (2) a vuestros cuerpos dispersos (2) aldous huzley (2) ambrose bierce (2) anthony bruno (2) august derleth (2) aventura (2) cap.3º (2) clarise (2) cronicas marcianas (2) dracula (2) dragones (2) el abat malefico (2) el angel y el apocalipsis (2) el club de la lucha (2) el despertar del demonio (2) el espiritu del dactilo (2) el hijo de elbrian (2) el silencio de los corderos (2) el silencio de los inocentes (2) el templo (2) guerras demoniacas (2) h.p. lovecraft (2) hannibal (2) hannibal lecter (2) heredero del imperio (2) historia (2) ii (2) indice (2) jaime a. flores chavez (2) markwart (2) novela (2) parte1ª (2) pecados capitales (2) philip jose farmer (2) poema (2) policiaco (2) republica internet (2) seven (2) vampiros (2)  jack london Las muertes concéntricas (1) "Canción del pirata" (1) (1932) (1) (1988) (1) 01 (1) 02 (1) 03 (1) 04 (1) 05 (1) 1 (1) 13 cuentos de fantasmas (1) 1554 (1) 20 reglas para el juego del poder (1) 2001 (1) (1) 3º y 4ºcaps. (1) 5 (1) (1) 6 (1) 666 (1) (1) (1) (1) 9º cap. (1) A Tessa (1) A mi amor (1) ABOMINABLE (1) ACEITE DE PERRO (1) ACTO DE NOVEDADES (1) ADIÓS VINCENT (1) AGUARDANDO AL AÑO PASADO (1) AIRE FRIO (1) ALAS ROTAS (1) ALCACER (1) ALFRED BESTER (1) ALGO PARA NOSOTROS TEMPONAUTAS (1) ALGUNAS CLASES DE VIDA (1) ALGUNAS PECULIARIDADES DE LOS OJOS (1) ANTES DEL EDEN (1) AQUÍ YACE EL WUB (1) ARAMIS (1) AUTOMACIÓN (1) AUTOR AUTOR (1) AVALON (1) AVENTURA EN EL CENTRO DE LA TIERRA (1) Agripa (1) Aguas Profundas (1) Alaide Floppa (1) Alejandro Dumas (1) Alekandr Nikoalevich Afanasiev (1) Algunos Poemas a Lesbia (1) Alta Magia (1) Ana María Shua (1) Angélica Gorodischer - EL GRAN SERAFÍN (1) Anónimo (1) Apariciones de un Ángel (1) Archivo (1) Arcipreste de Hita (1) Aventuras de Robinson Crusoe (1) BBaassss (1) BRUTALIDAD POLICIAL DE LA CLASE DOMINANTE (1) Barry Longyear (1) Benito Pérez Galdós (1) Beowulf (1) Berenice se corta el pelo (1) Bram Stoker (1) Bruce Sterling (1) Brujerías (1) BÉBASE ENTERO: CONTRA LA LOCURA DE MASAS (1) CADA CUAL SU BOTELLA (1) CADBURY EL CASTOR QUE FRACASÓ (1) CADENAS DE AIRE TELARAÑAS DE ÉTER (1) CAMILO JOSE CELA (1) CAMPAÑA PUBLICITARIA (1) CANTATA 140 (1) CARGO DE SUPLENTE MÁXIMO (1) CARTERO (1) CIENCIA-FICClON NORTEAMERICANA (1) COLONIA (1) CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978 (1) COPLAS A LA MUERTE DE SU PADRE (1) COTO DE CAZA (1) CUENTO DE NAVIDAD (1) CUENTO DE POE (1) CYBERPUNK (1) Calila y Dimna (1) Camioneros (1) Canción del pirata (1) Cavadores (1) Charles Bukowski (1) Clark Ashton Smith (1) Constitución 1845 (1) Constitución de 1834 (1) Constitución de 1837 (1) Constitución de 1856 (1) Constitución de 1871 (1) Constitución de 1876 (1) Constitución de 1931 (1) Constitución de 1978 (1) Constitución española de 1812 (1) Crónicas de Belgarath (1) Cuatro Bestias en Una: El Hombre Cameleopardo (1) Cuentos De Invierno (1) Cuentos De Invierno 2 (1) Cuerpo de investigación (1) CÁNOVAS (1) CÁTULO (1) DEL TIEMPO Y LA TERCERA AVENIDA (1) DESAJUSTE (1) DESAYUNO EN EL CREPÚSCULO (1) DESPERTARES. (1) DETRÁS DE LA PUERTA (1) DIABLO (1) DIÁLOGO SOBRE LA PENA CAPITAL (1) DOCTOR BHUMBO SINGH (1) DON DINERO (1) Daniel Defoe (1) Dashiell Hammett (1) Denuncia (1) Dia De Suerte (1) Divina Comedia (1) Dolores Claiborne (1) Douglas Adams (1) Douglas Niles (1) EL ABONADO (1) EL AHORCADO (1) EL ARTEFACTO PRECIOSO (1) EL CARDENAL (1) EL CASO RAUTAVAARA (1) EL CAÑÓN (1) EL CLIENTE PERFECTO (1) EL CLUB DE LUCHA (1) EL CONSTRUCTOR (1) EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS (1) EL CUENTO FINAL DE TODOS LOS CUENTOS (1) EL DIENTE DE BALLENA (1) EL DÍA QUE EL SR. COMPUTADORA SE CAYÓ DE SU ÁRBOL (1) EL FABRICANTE DE CAPUCHAS (1) EL FACTOR LETAL (1) EL FALLO (1) EL GRAN C (1) EL HALCÓN MALTÉS (1) EL HOBBIT (1) EL HOMBRE DORADO (1) EL HOMBRE VARIABLE (1) EL HÉROE ES ÚNICO (1) EL INFORME DE LA MINORÍA (1) EL LADO OSCURO DE LA TIERRA (1) EL LOCO (1) EL MARTILLO DE VULCANO (1) EL MUNDO CONTRA RELOJ (1) EL MUNDO QUE ELLA DESEABA (1) EL OJO DE LA SIBILA (1) EL PADRE-COSA (1) EL PLANETA IMPOSIBLE (1) EL PRINCIPE (1) EL REY DE LOS ELFOS (1) EL TIMO (1) EL TRITÓN MALASIO (1) EL VAGABUNDO (1) EL ÍDOLO OSCURO (1) EL ÚLTIMO EXPERTO (1) ELOGIO DE TU CUERPO (1) EN EL BOSQUE DE VILLEFERE Robert E. Howard (1) EN EL JARDÍN (1) EN LA TIERRA SOMBRÍA (1) EQUIPO DE AJUSTE (1) EQUIPO DE EXPLORACIÓN (1) ERLATHDRONION (1) ESCRITOS TEMPRANOS (1) ESPADAS CONTRA LA MAGIA (1) ESPADAS CONTRA LA MUERTE (1) ESPADAS ENTRE LA NIEBLA (1) ESPADAS Y DEMONIOS (1) ESPADAS Y MAGIA HELADA (1) ESTABILIDAD (1) EXPOSICIONES DE TIEMPO (1) EXTRAÑOS RECUERDOS DE MUERTE (1) Eco (1) El Anillo Mágico de Tolkien (1) El Anticristo (1) El Asesino (1) El Barón de Grogzwig (1) El Cartero Siempre Llama Dos Veces (1) El Color De La Magia (1) El Corsario (1) El Dragón (1) El Entierro (1) El Incidente del Tricentenario (1) El Invitado De Drácula (1) El Jardín del Miedo (1) El Mago de Oz (1) El Misterio De Marie Roget (1) El Paraíso Perdido (1) El País De Las Últimas Cosas (1) El Presidente del Jurado (1) El Relato Del Pariente Pobre (1) El Vendedor de Humo (1) El camaleón (1) El caso de Charles Dexter Ward (1) El coronel no tiene quien le escriba (1) El doble sacrificio (1) El guardián entre el centeno (1) El hundimiento de la Casa de Usher (1) El judío errante (1) El manuscrito de un loco (1) El misterio (1) El número 13 (1) El pez de oro (1) El príncipe feliz (1) El puente del troll (1) El que cierra el camino (1) Electrobardo (1) Erasmo de Rotterdam (1) Estatuto de Bayona (1) FLAUTISTAS EN EL BOSQUE (1) FLUYAN MIS LÁGRIMAS DIJO EL POLICÍA (1) FOSTER ESTÁS MUERTO... (1) Fantasmas de Navidad (1) Federico Nietzsche (1) Festividad (1) Floyd L. Wallace (1) Francisco de Quevedo y Villegas (1) Franz Kafka (1) Fritz Leiber (1) GESTARESCALA (1) Gabriel García Márquez (1) Genesis (1) Gesta de Mio Cid (1) HISTORIA DE DOS CIUDADES (1) HISTORIA EN DOS CIUDADES (1) HUMANO ES (1) Historias de fantasmas (1) INFORME SOBRE EL OPUS DEI (1) IRVINE WELSH (1) Inmigración (1) Isaac Asimov (1) Itaca (1) J.R.R. TOLKIEN (1) JAMES P. CROW (1) JUEGO DE GUERRA (1) Jack London -- La llamada de la selva (1) John Milton (1) Jorge Manrique (1) Joseph Conrad (1) Juan Ruiz (1) Juan Valera (1) LA ARAÑA ACUÁTICA (1) LA BARRERA DE CROMO (1) LA CALAVERA (1) LA CAPA (1) LA CRIPTA DE CRISTAL (1) LA ESPAÑA NEGRA (1) LA ESTRATAGEMA (1) LA FE DE NUESTROS PADRES (1) LA GUERRA CONTRA LOS FNULS (1) LA HERMANDAD DE LAS ESPADAS (1) LA HORMIGA ELÉCTRICA (1) LA INVASIÓN DIVINA (1) LA JUGADA (1) LA LAMPARA DE ALHAZRED (1) LA M NO RECONSTRUIDA (1) LA MAQUETA (1) LA MAQUINA PRESERVADORA (1) LA MENTE ALIEN (1) LA MIEL SILVESTRE (1) LA NAVE DE GANIMEDES (1) LA NAVE HUMANA (1) LA NIÑERA (1) LA PAGA (1) LA PAGA DEL DUPLICADOR (1) LA PENÚLTIMA VERDAD (1) LA PEQUEÑA CAJA NEGRA (1) LA PIMPINELA ESCALATA (1) LA PUERTA DE SALIDA LLEVA ADENTRO (1) LA RANA INFATIGABLE (1) LA REINA DE LA HECHICERÍA (1) LA SEGUNDA LEY (1) LA SEGUNDA VARIEDAD (1) LA TRANSMIGRACIÓN DE TIMOTHY ARCHER (1) LA VIDA EFÍMERA Y FELIZ DEL ZAPATO MARRÓN (1) LA VIEJECITA DE LAS GALLETAS (1) LABERINTO DE MUERTE (1) LAS ESPADAS DE LANKHMAR (1) LAS PARADOJAS DE LA ALTA CIENCIA (1) LAS PREPERSONAS (1) LEYENDA DE LA CALLE DE NIÑO PERDIDO (1) LO QUE DICEN LOS MUERTOS (1) LOS CANGREJOS CAMINAN SOBRE LA ISLA (1) LOS CAZADORES CÓSMICOS (1) LOS CLANES DE LA LUNA ALFANA (1) LOS DEFENSORES (1) LOS DÍAS DE PRECIOSA PAT (1) LOS INFINITOS (1) LOS MARCIANOS LLEGAN EN OLEADAS (1) LOS REPTADORES (1) LOTERÍA SOLAR (1) LSD (1) La Caza de Hackers (1) La Dama de las Camelias (1) La Habitación Cerrada (1) La Ilíada (1) La Luna Nueva (1) La Luz Fantástica (1) La Metamorfosis (1) La Nave (1) La Tortura de la Esperanza (1) La canción de Rolando (1) La catacumba (1) La familia de Pascual Duarte (1) La peste escarlata (1) La senda de la profecía (1) Las Campanas (1) Las Tablas Del Destino (1) Las cosas que me dices (1) Ley de Extranjería (1) Libro 1 (1) Libro 2 (1) Libro 3 (1) Libro de Buen Amor (1) Los Versos Satánicos (1) Los siete mensajeros (1) Lyman Frank Baum (1) MADERO (1) MAQUIAVELO (1) MECANISMO DE RECUPERACIÓN (1) MINORITY REPORT (1) MINORITY REPORT (1) MIO CID (1) MUERTE EN LA MONTAÑA (1) MUSICA (1) MUÑECOS CÓSMICOS (1) Mario Levrero (1) Marqués de Sade (1) Mary Higgins Clark (1) Marzo Negro (1) Mascarada (1) Miedo en la Scala (1) Montague Rhodes James (1) Mort (1) NO POR SU CUBIERTA (1) NOSOTROS LOS EXPLORADORES (1) NUESTROS AMIGOS DE FROLIK 8 (1) NUL-O (1) Nausícaa (1) Neuromante (1) Nombre (1) OBRAS ESCOGIDAS (1) OCTAVIO EL INVASOR (1) OH SER UN BLOBEL (1) OJO EN EL CIELO (1) ORFEO CON PIES DE ARCILLA (1) Odisea (1) Origen (1) Otros Relatos (1) PARTIDA DE REVANCHA (1) PESADILLA EN AMARILLO (1) PESADILLA EN BLANCO (1) PESADILLA EN ROJO (1) PESADILLA EN VERDE (1) PHILI K. DICK (1) PHILIP K. DICK . ¿QUE HAREMOS CON RAGLAND PARK? (1) PHILIP K.DICK (1) PIEDRA DE TOQUE (1) PIEZA DE COLECCIÓN (1) PLANETA DE PASO (1) PLANETAS MORALES (1) PODEMOS CONSTRUIRLE (1) PROBLEMAS CON LAS BURBUJAS (1) PROGENIE (1) PROYECTO: TIERRA (1) Patrick Süskind (1) Peter Shilston (1) Petición pública (1) Poema de amarte en silencio (1) Poemas Malditos (1) Poesía (1) QUISIERA LLEGAR PRONTO (1) R.L. Stevenson (1) RENZO (1) ROMANCERO ANONIMO (1) ROOG (1) Rechicero (1) Residuos (1) Richard Back (1) Richard Matheson (1) Ritos Iguales (1) Robert Bloch (1) Ruido atronador (1) SACRIFICIO (1) SAGRADA CONTROVERSIA (1) SERVICIO DE REPARACIONES (1) SERVIR AL AMO (1) SI NO EXISTIERA BENNY CEMOLI... (1) SNAKE (1) SOBRE LA DESOLADA TIERRA (1) SOBRE MANZANAS MARCHITAS (1) SOY LEYENDA (1) SPECIAL - (1) SU CITA SERÁ AYER (1) SUSPENSIÓN DEFECTUOSA (1) Saga Macross (1) Salman Rushdie (1) San Juan de la Cruz (1) Si me amaras (1) Siglo XIX (1) Significado (1) SÍNDROME DE RETIRADA (1) TAL COMO ESTÁ (1) TIENDA DE CHATARRA (1) TONY Y LOS ESCARABAJOS (1) Tarzán y los Hombres Leopardo (1) Teatro de Crueldad (1) Telémaco (1) The Reward (1) Thomas M. Disch (1) Trainspotting (1) Tu aroma (1) UBIK (1) UN ESCÁNDALO EN BOHEMIA (1) UN MUNDO DE TALENTOS (1) UN PARAÍSO EXTRAÑO (1) UN RECUERDO (1) UN REGALO PARA PAT (1) UNA INCURSIÓN EN LA SUPERFICIE (1) UNA ODISEA ESPACIAL (1) Una Historia Corta del MundoDisco (1) VETERANO DE GUERRA (1) VIDEO (1) VISITA A UN PLANETA EXTRAÑO (1) VIVA LA PEPA (1) Viajes de Gulliver (1) Villiers de L'Isle Adam (1) Volumen I de Avatar (1) Volumen II de Avatar (1) Volumen III de Avatar (1) WILLIAM BURROUGHS (1) William Gibson (1) Y GIRA LA RUEDA (1) YONQUI (1) a fox tale (1) agatha christie (1) aguas salobres (1) alan dean foster (1) alas nocturnas (1) alfonso linares (1) alien (1) allan (1) americano actual (1) amor oscuro (1) anabelle lee (1) anarko-underground (1) angeles (1) anon (1) antigua versión (1) apostasia (1) art (1) arthur conan doyle (1) asceta (1) asesinatos (1) avatar (1) aventuras (1) bajo el signo de alpha (1) berenice (1) biografia (1) bipolaridad (1) brujas.benito perez galdos (1) budismo (1) budista (1) cabeza de lobo (1) cap.2º (1) cap1º (1) cap2º (1) carnamaros (1) castas (1) castellana (1) chinos (1) ciberpunk (1) cimmeriano (1) citas (1) coaccion (1) coelho (1) como suena el viento (1) corto (1) cronicas de pridayn 2 (1) cronicas de pridayn 3 (1) cronicas de pridayn 4 (1) cronicas de prydayn 1 (1) cronicas de prydayn tr (1) cruvia (1) cuentos de un soñador (1) cuentos y fabulas (1) dactilo (1) dark (1) darren shan (1) definicion (1) demian (1) demonios (1) descontrol (1) dino buzzati (1) drogado (1) e.a.poe (1) edgar (1) el amo de los cangrejos (1) el barril del amontillado (1) el bucanero (1) el caldero magico (1) el castillo de llir (1) el cimerio (1) el corazon delator (1) el defensor (1) el demonio de la perversidad (1) el dios de los muertos (1) el enigma de las sociedades secretas (1) el escarabajo de oro (1) el fruto de la tumba (1) el gato negro (1) el gran rey (1) el idolo oscuro (1) el imperio de los nigromantes. (1) el invencible (1) el jardin de adompha (1) el jinete en el cielo (1) el libro de los tres (1) el octavo pasajero (1) el ojo de tandyla (1) el pie del diablo (1) el planeta de los simios (1) el pozo y el péndulo (1) el sexo y yo (1) el superviviente (1) el tejedor de la tumba (1) el ultimo jeroglifico (1) el unico juego entre los hombres (1) el verano del cohete (1) el viaje del rey euvoran (1) elabad negro de puthuum (1) etimologia (1) expulsion (1) fantasma (1) farmacias (1) fragmentos (1) francis bacon (1) frases (1) futuro mecanico (1) gengis khan (1) gnomos (1) goth (1) gothico (1) guerreras (1) guy de maupassant (1) hadas (1) harry potter y la piedra filosofal (1) historia ficcion (1) historietas (1) hombres (1) horror (1) horror onirico (1) i (1) iluminati (1) imperios galacticos (1) imperios galacticos III (1) imperios galaticos (1) inaguracion (1) indio americano (1) isabel allende (1) issac asimov (1) jack vance (1) jorge (1) justine (1) kabytes (1) la carta robada (1) la doctrina secreta (1) la isla de los torturadores (1) la loteria de babilonia (1) la magia de ulua (1) la mascara de la muerte roja (1) la montaña de los vampiros (1) la muerte de ilalotha (1) la nueva atlantida (1) la quimera del oro (1) la sombra (1) la ultima orden (1) las brujas de portobello (1) las tres leyes roboticas (1) lazarillo de tormes (1) libertad (1) libros sangrientos I (1) libros sangrientos II (1) libros sangrientos III (1) ligeia (1) lloid alexander (1) locura (1) los diez negritos (1) los infortunios de la virtud (1) los remedios de la abuela (1) los viejos (1) luis fernando verissimo (1) magia (1) mahatma gahdhi (1) mandragoras (1) mas vastos y mas lentos que los imperios (1) metadona (1) mi religion (1) miscelanea (1) misterio (1) mongoles (1) morthylla (1) movie (1) mujeres (1) new (1) nigromancia en naat (1) no future (1) normandos (1) nueva era (1) nueva republica III (1) nuevas (1) oscuro (1) padre chio (1) palabras (1) parte 3ª (1) parte2ª (1) paulo (1) personajes (1) peter gitlitz (1) pierre boulle (1) placa en recuerdo de la represalia fascista (1) poe (1) poemas Zen (1) poesías (1) politica (1) por una net libre (1) portugues (1) psicosis (1) realidad divergente (1) recopilacion (1) recopilación (1) relato ciencia ficcion (1) relatos (1) relatos de los mares del sur (1) relay (1) republica intrnet (1) ricardo corazon de leon (1) rituales con los angeles (1) robert silverberg (1) robin hood (1) rpg (1) sajones (1) segunda parte (1) sherwood (1) si las palabras hablaran (1) sociedad secreta (1) soma (1) somatico (1) subrealista (1) suicidas (1) taran el vagabundo (1) tramites (1) trasgus (1) trolls (1) u-boat (1) underground (1) ursula k.leguin (1) usher II (1) veronika decide morir (1) vida (1) vikingos (1) volumen VI (1) willian wilson (1) xeethra (1) ylla (1) yo robot (1) zodiacos (1) ¡CURA A MI HIJA MUTANTE! (1) ¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON OVEJAS ELÉCTRICAS? (1) ¿quo vadis? (1) ÁNGELES IGNORANTES (1) Álvares de Azevedo (1)

FEEDJIT Live Traffic Feed